Público
Público

Hipotecas El ladrillo vuelve a endeudar a las familias: cien millones diarios en hipotecas

Los hogares españoles ya contratan cada semana más de 6.000 créditos para comprar casas, mientras la banca relaja las exigencias para hacer caja y el ahorro se hunde al crecer más el gasto que la renta.

Publicidad
Media: 3.45
Votos: 11
Comentarios:

Las familias españolas se endeudan con más de 700 millones de euros cada semana para comprar algo más de 6.000 casas, tres de cada cuatro de segunda mano.

El ladrillo vuelve a calentarse y a provocar el endeudamiento de las familias: el ritmo de contratación de hipotecas para adquirir viviendas ya supera un volumen diario de cien millones de euros como consecuencia del 'burbujeo' de un mercado inmobiliario en el que el precio sube con un ritmo más vivo que la demanda, pese a que tres de cada cuatro operaciones se cierran sobre casas de segunda mano.

Esa tendencia comienza a dejarse notar en las economías familiares, según advierte el último informe de coyuntura de Axesor, la principal empresa española de ráting, que considera "preocupante la evolución seguida por la tasa de ahorro de los hogares, que continúa disminuyendo".

Entre el otoño del año pasado y el actual las familias han reducido su capacidad de financiación en un 15,4%, mientras la parte de la renta bruta disponible que se reserva para el futuro caía del 8,2% al 6,5%. Esa reducción se debe "fundamentalmente al descenso del ahorro", ya que el gasto en consumo final crece casi el doble (4,6% por 2,6%) que la renta bruta disponible, "así como a la mayor inversión y al incremento de los gastos de capital netos".

Eso, traducido a términos coloquiales, significa que, en un año, las familias españolas han pasado de guardar casi un euro de cada doce que ganaban a meter en la hucha menos de uno de cada quince. Y, también, que, en un país en el que dos de cada cinco hogares no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos y uno de cada seis llega a fin de mes con mucha dificultad, la gente comienza a tirar de ahorros para comprarse casa y pagar los intereses de la hipoteca y que ese tipo de gastos crece con un ritmo superior al que lo hacen los ingresos.

Más de cien millones en hipotecas al día

La evolución del mercado inmobiliario en los últimos meses apunta en esa dirección. La contratación de hipotecas se ha acelerado hasta superar los cien millones diarios (101,7 por jornada, 142,3 por día hábil) y los 6.000 contratos semanales con una media de 115.775 euros por operación.

Las 239.827 operaciones por 27.766 millones de euros contratadas entre enero y septiembre de este año superan, respectivamente, en un 55% y un 77% el ritmo de 2014, que se cerró con registros inferiores en ambos capítulos a los de los tres primeros trimestres de 2017: 205.302 y 20.884.

La contratación de hipotecas ha alcanzado los cien millones diarios

Con todo, se mantiene el elevado volumen de compra de viviendas al contado, sin financiación, que desde hace unos meses realizan inversores particulares e institucionales (fondos, principalmente) atraídos por el tirón del alquiler, que les ofrece expectativas de rendimiento anual superiores al 6% de la inversión al anual, muy por encima de las que conlleva cualquier producto financiero.

Entre enero y septiembre ha habido casi 100.000 transacciones de este tipo, que es la diferencia entre las 334.405 casas compradas y vendidas en el país y las 239.827 hipotecas suscritas por quienes han adquirido una parte de ellas. Suponen algo menos de un tercio del total, en parte por el aumento de las compras a crédito.

La banca comienza a dar facilidades

En cualquier caso, el ladrillo vuelve a ser un buen negocio para la banca, que está cerrando los contratos de hipoteca con un interés medio del 2,83% anual y una duración de 23 años. Eso, con el volumen que actualmente mueve el mercado, supone unos ingresos diarios de casi tres millones de euros en intereses y un factura ligeramente superior a los mil (1.047) al cabo del año.

La Banca muestra una tendencia a relajar las exigencias en los créditos de los hogares

Ese 2,83% de media tiende al alza desde hace meses. Básicamente, como consecuencia del avance de las hipotecas de tipo fijo, que suponen ya máS de un tercio de los contratos (36,4%) y que se cierran al 3,2% mientras las de tipo variable, normalmente vinculado al Euríbor (-0,18% esta semana), se sitúan en un 2,65%.

De hecho, mientras la demanda sigue baja por parte de las empresas, la Encuesta sobre Préstamos Bancarios del Banco de España revela cómo la banca muestra una clara tendencia a relajar las exigencias en la concesión de créditos a los hogares, un factor que está resultando clave para que la inversión en vivienda esté creciendo "a un ritmo intenso, mientras que la construcción no residencial sigue presentando registros muy débiles", señala Axesor.