Publicado: 16.09.2015 19:17 |Actualizado: 16.09.2015 19:17

El hombre que viaja con el refugiado de la zancadilla a Madrid: "Su preocupación ahora es traer a su mujer y sus otros hijos de Turquía"

Público habla con Mohamed Labrouzi, el joven enviado por el CENAFE a Múnich para traer a España a Osama Abdul Mohsen y dos de sus hijos. Su imagen siendo zancadilleados por una periodista húngara dio la vuelta al mundo. Comenzarán una nueva vida en Getafe a la espera de reunir a toda la familia. "Mañana mismo Osama podría estar entrenando por la repercusión que ha tenido", dice Mohamed, que viaja con ellos en tren rumbo a Barcelona.

Publicidad
Media: 4.30
Votos: 10
Comentarios:
El sirio zancadilleado junto a su hijo llegará a Madrid, acogido por el Centro de Formación de Entrenadores

El sirio zancadilleado junto a su hijo Zaid y a Mohamed Labrouzi, el joven que les ha ido a buscar a Múnich.

MADRID.- Mohamed Labrouzi no se lo pensó dos veces. Este lunes, recibió una llamada de Miguel Ángel Galán, director de la escuela de entrenadores CENAFE. Le propuso viajar hasta Múnich (Alemania) para reunirse con Osama Abdul Mohsen, el hombre cuya imagen siendo zancadilleado por la periodista húngara Petra László mientras cargaba en brazos a su hijo Zaid dio la vuelta al mundo.

Su misión era convertir el sueño de este refugiado sirio en realidad. Miguel Ángel Galán ya le había explicado a Osama que estaba tramitando su viaje a España, que le había buscado una casa en Getafe y que estaba en disposición de conseguirle un trabajo como entrenador de fútbol en la localidad del sur de Madrid. Osama había entrenado en la Primera división de Siria antes del estallido de la guerra. Pero antes, había que enviar a alguien a buscarles a Alemania. Y por eso pensó en Mohamed, que vive en Parla, como Galán, pero nació en Marruecos y al hablar inglés y árabe era el enviado idóneo.  

En estos momentos, viaja junto a Osama Abdul Mohsen, su hijo Zaid y otro hijo de 18 años que se encontró con ellos en Múnich, rumbo a Barcelona después de una travesía agotadora con parada previa en París. Les quedan apenas dos horas para llegar a la Ciudad Condal y de ahí cogerán otro tren para llegar de madrugada a la estación madrileña de Atocha. Y Público ha logrado ponerse en contacto telefónico con él. El viaje para él comenzó ayer por la tarde cuando tomó un vuelo desde Barajas rumbo a la ciudad alemana y ha continuado hoy: "Esta mañana a las 06:30 horas hemos cogido un tren a París y de París a Barcelona, que es en el que estamos ahora mismo".



"El objetivo de Osama era venir a España, era donde quería venir. Le encanta el Real Madrid y la propuesta de Miguel Ángel le ha venido de lujo"

Con voz cansada, Mohamed relata que Osama y sus dos hijos "están realmente felices y contentos por empezar una nueva vida" porque "su objetivo era venir a España, era donde quería venir. Les encanta el Real Madrid y la propuesta de Miguel Ángel les ha venido de lujo". Mohamed destaca que Galán se ha encargado de todo para facilitar las cosas a la familia. Para empezar, esta misma noche dormirán en su casa en Parla. Mañana ya se trasladarán al domicilio que les ha buscado en Getafe, donde emprenderán su nueva vida. 

"Galán les va a dar todo, les dará casa, les dará comida y les va dar lo que necesiten hasta que Osama vaya aprendiendo el idioma y en un futuro, si Dios quiere, poder ejercer de entrenador", explica Mohamed.  Ya hay conversaciones con el Getafe CF para que Osama comience a trabajar en su estructura pero Mohamed cree que ofertas no le faltarán: "Diría que mañana mismo Osama podría estar entrenando por la repercusión que ha tenido".

Reunir a toda la familia en Getafe

Sin embargo, reconoce que el principal problema que tendrá que solventar para adaptarse a su nueva vida en España es aprender el idioma: "Él sabe inglés pero necesita el castellano hasta que se defienda y pueda ejercer de entrenador o trabajar de cualquier otra cosa". Mientras, a Zaid -el hijo pequeño- le buscarán un colegio y el mayor también se pondrá a estudiar o le buscarán un trabajo.

Mientras ve como su vida y la de dos de sus hijo se va resolviendo, Osama tiene su mente puesta ahora en otro lugar. "Ahora, su principal preocupación es traerse a su mujer y a sus otros dos hijos de Turquía. La familia está separada y él quiere que estén todos juntos", comenta Mohamed, que añade que Miguel Ángel Galán iniciará mañana mismo los trámites para que eso sea también posible.

"No es lo mismo que te digan todo esto por teléfono que ver a un tío que te viene a buscar a Múnich con todos los gastos pagados"

Para Osama Abdul Mohsen, el horror de la guerra en Siria y las penurias pasadas en su larga travesía por Europa ya empiezan a ser parte de su pasado. Por eso, cuando se encontró con Mohamed en Múnich no pudo por menos de exclamar un "¡Alabado sea Dios!". "Es que no es lo mismo que te digan todo esto por teléfono que ver a un tío que te viene a buscar a Múnich con todos los gastos pagados", dice Mohamed sobre el emocionante encuentro con Osama, que en la ciudad alemana estaba alojado en la casa de un nadador profesional árabe que les acogió.

Antes, sus pasos le habían llevado desde Siria al este de Europa por la ruta de los Balcanes. Pasó con su hijo Zaid por Hungría, donde se topó con la falta de escrúpulos de la reportera Petra László. Por suerte, las cámaras de televisión grabaron la terrible escena y su vida, para bien, cambió. Ahora, ya está en España. Una nueva etapa alejada de las bombas en Getafe les espera. Mohamed está feliz por haber servido de ayuda. "Yo solo aporto mi granito de arena, si todos hiciéramos lo mismo el problema de los refugiados se solucionaría pronto". Que cunda el ejemplo.