Publicado: 17.09.2015 23:46 |Actualizado: 18.09.2015 10:10

La Iglesia católica, la gran beneficiada por la 'ley Wert'

Las matriculaciones en Bachillerato en la asignatura de religión han aumentado un 150% en los centros públicos de Madrid, según CCOO, quien también denuncia que la norma es “segregadora”, desautoriza a los profesores y fomenta el abandono educativo.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
Alumnos en el aula de un colegio./ EFE

Alumnos en el aula de un colegio./ EFE

MADRID.- La LOMCE ha empezado a notarse en la Comunidad de Madrid. La asignatura de religión, que se ha convertido en una materia optativa y por tanto evaluable tras la implantación de dicha ley, tiene más alumnos que nunca en primero de Bachillerato. Después de años cayendo casi un punto porcentual, el número de estudiantes matriculados en esta asignatura ha aumentado un 150% la capital, según los datos proporcionados por CCOO.

Pero esto no se debe a un cambio repentino de ideología o a una fe surgida de la nada. El secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, Francisco García Suárez, explica que este "repunte espectacular" se debe a que "la gente tiende a pensar que es una asignatura más fácil en relación a las otras materias. No te va a exigir un gran esfuerzo teniendo en cuenta el resto, por lo que incentivan a los alumnos a elegirla".

Asistencia a clase, participación activa y un par de trabajos. Son los requisitos para tener más que aprobada esta asignatura a la que los estudiantes califican de "maría". Un esfuerzo escaso en comparación con otras materias optativas como podrían ser una segunda lengua extranjera como Francés, Dibujo Artístico o Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). "La cogemos porque es la más fácil de sacar", apoyan alumnos de Primero de Bachillerato del IES La Estrella (Madrid). 



A esto hay que añadirle que la nota media de los dos cursos de Bachillerato cuenta un 60% en la calificación de la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad) –que a su vez se suma al 40% de la nota obtenida en los diferentes exámenes de la prueba- y que en este contexto en el que los alumnos quieren aspirar a realizar una carrera, todo vale. "Les facilita el superar Primero de Bachillerato. La tasa de aprobados en religión es la más alta", afirma el responsable de Gabinete de Estudios de CCOO y director de instituto, Miguel Recio.

La religión como optativa, una medida que se incluye en la LOMCE en el marco de la reforma educativa impulsada por el ya exministro de Educación José Ignacio Wert, es "fruto de que el Gobierno le haya dado a la Conferencia Episcopal un instrumento para reflotar la enseñanza católica", asegura Francisco García.

Estas palabras han sido respaldadas por la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, quien asevera que a pesar de que el Gobierno haya renunciado a otros puntos de la LOMCE, "ha mantenido la religión para seguir adelante con los planes que benefician a la Iglesia. Poner esta asignatura como evaluable era su objetivo para desviar dinero público a manos privadas", añade.

Ana García mantiene que este aumento de los alumnos matriculados era además un secreto a voces entre los estudiantes debido a los recortes en educación, sobre todo en las becas. "Un alumno elige lo que le va a ser más útil. Si la religión le garantiza tener una beca o entrar en una carrera, va a escogerla. Esta era la jugada que el PP pretendía”, sentencia.

Datos de años anteriores: disminuía el número de alumnos matriculados en Bachillerato

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Educación, referidos al curso académico 2012-2013, los alumnos matriculados en primero de Bachillerato en la asignatura de religión en los centros públicos de la Comunidad de Madrid representaron sólo un 11,2% del total, mientras que el 88,8% restante no cursaba religión.

En el curso académico 2011-2012, siempre según los datos del MEC, los alumnos matriculados en religión en 1º de Bachillerato representan un 10,4% y los que no cursan religión un 89,6%; en 2010-2011, las cifras son similares, sólo un 10,6% estudiaba religión mientras que el 89,4% no la tenía como asignatura.

"Un alumno elige lo que le va a ser más útil. Si la religión le garantiza tener una beca o entrar en una carrera, va a escogerla. Esta era la jugada que el PP pretendía”, indica la secretaria general del Sindicato de Estudiantes

Es en los cursos académicos de 2009-2010 y 2008-2009 cuando el porcentaje de los alumnos matriculados en religión asciende al 54,4% (45,6% no cursaban la materia) y 58,4% respectivamente (41,6% no eligió religión).

Sin embargo, en el curso académico 2007-2008, el porcentaje de alumnos que tienen religión como optativa desciende hasta el 23,5%. En 2006-2007, un 24% sí estudiaba la asignatura; en 2005-2006, un 26,8%; y por último, en el curso académico 2004-2005, un 27,2%.

Según CCOO, el número de matriculaciones en religión en 1º Bachillerato en la capital aumenta un 150%. El sindicato se ha basado en los datos proporcionados por ADIMAD (Asociación de Directores de Instituto de Madrid), que ha recogido los datos de 18 centros públicos de la comunidad entre los que se encuentran el Instituto Rafael Alberti, Duque de Rivas y Carlos III.

El Departamento de Comunicación del Ministerio de Educación ha confirmado a Público que no dispone de estos datos y que este organismo "se limita a legislar".

Otros aspectos negativos de la LOMCE

La LOMCE, conocida también como la ‘ley Wert’, se está aplicando a los cursos impares: 1º de E.S.O., 3º de E.S.O. y 1º de Bachillerato. Es el primer año en el que se aplica esta norma, y según Miguel Recio, va a ser muy negativo por una serie de razones:

- Examen de reválida: En primer lugar, la ley "desautoriza a los profesores", señala Recio. Los alumnos no podrán obtener el título de la Educación Secundaria Obligatoria si no aprueban el examen externo, también llamado reválida.

Programas de mejora: "Se reduce la diversidad y se asocia a cursar enseñanzas que no conducen a título". Actualmente los profesores tienen que decidir en 1º de la E.S.O. si los alumnos que van peor en clase pasan a segundo curso o a los programas de mejora, unas enseñanzas adaptadas con una duración de dos años. En estas enseñanzas, indica el director de instituto, se cursan asignaturas más sencillas, diferentes a los cursos de la E.S.O.

Desautoriza a los profesores, reduce la diversidad y la calidad y fomenta el abandono educativo, entre otras

"Las enseñanzas de mejora no permiten hacer Bachillerato. Ningún alumno que haya cursado este programa se podría presentar a la reválida académica que se hace en cuarto" por las diferencias entre los planes de estudios. "Es decir, al acabar 1º de la E.S.O., sin repetir o repitiendo, un alumno se va directamente a un programa que no le lleva a Bachillerato". Es una ley selectiva y segregadora, apoya Francisco García. "A través de itinerarios tempranos niega oportunidades de formación", subraya.

- Fomenta el abandono educativo, según Comisiones Obreras y apuesta por promover la enseñanza privada.

-Disminuye la calidad y equidad de educación. "Hay más alumnos y menos profesores. Es un balance nefasto".

Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes sentencia, en relación a las cifras de los Presupuestos de 2016, que el PP "se está intentando lavar la cara para que parezca que están más preocupados por el tema social” y que "sólo ha querido destruir la educación pública".