Público
Público

Polémica por la FP en Alcorcón Cocina y moda para ellas, informática y telecomunicaciones para ellos

La Comunidad de Madrid permite que dos centros de formación profesional de Alcorcón (Madrid), financiados con fondos públicos, segreguen por sexos y den formación específica para cada uno de ellos. Esto provoca que sólo las chicas puedan formarse en cocina y moda en esa localidad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Foto de alumnas del colegio Fuenllana de Alcorcón

Dos de los centros de formación porfesional de grado medio que existen en Alcorcón, segregan a sus alumnos por sexo y ofrecen formación específica para cada uno. En el Fuenllana, las chicas pueden formarse en cocina y gastronomía o patronaje y moda. Pero no admite varones. En otro, el Andel, se pueden seguir estudios de sistemas microinformáticos o de telecomunicaciones, pero no admite mujeres.

Son dos ejemplos de centros financiados con fondos públicos que segregan a los alumnos por sexos, que permite y financia la Comunidad de Madrid, tal como ha denunciado este martes Ganar Alcorcón y adelantó la Cadena SER. No sólo se trata de centros que segregan por sexos, sino que además son abiertamente religiosos y ambos pertenecen al Opus Dei, tal como reflejan en sus páginas web. 

Según la denuncia de Ganar Alcorcón, el hecho de segregar por sexos supone que ningún chico de localidad puede realizar un grado medio de "confección y moda" o de "cocina y gastronomía" en un centro público en Alcorcón, porque el que existe sólo admite a mujeres y no hay ningún otro centro que tenga estos estudios en la localidad madrileña. Según manifiesta Jesús Santos de Gana Alcorcón esto "vulnera la libre elección del centro propugnada en la LOMCE y en la Constitución". 

 "No puede ser que por darle el dinero público a un ente privado discriminen por razón de sexo en un asunto tan importante como la educación", menifestó Santos.

​Ganar Alcorcón, que ha investigado los hechos tras las denuncias de familias de la localidad, afirma que ambos "centros concertados desarrollan su actividad desde 2005 y tienen conciertos con la Comunidad de Madrid, tanto para las enseñanzas obligatorias como las no obligatorias". En un comunicado hecho público este martes afirman que "en su oferta educativa existe una diferenciación por sexo en la educación de los niños y niñas. Así, mientras moda y cocina se estudia en el centro femenino, sistemas microinformáticos e instalaciones de telecomunicaciones en el centro masculino". "Tal esperpento contra la igualdad de sexo lo estamos viendo en pleno siglo XXI", afirma Santos.

Para Ganar Alcorcón, se está produciendo un trasvase de fondos de la educación pública a la privada-concertada. "La oferta de plazas en formación profesional de grado medio en Alcorcón está prácticamente equiparada al 50% entre la pública y la privada-concertada. Esto da una idea del trato de favor hacia los centros concertados, por parte de las políticas de la Comunidad de Madrid", afirma Santos.

La formación denuncia, además, que los roles de sexo no se reproducen sólo en la formación profesional, sino que están presentes en todo el programa formativo de estos centros que comienzan en la primaria. "Los centros realizan actividades extra-escolares también segregadas. En el Colegio Andel (masculino) solo realizan actividades como baloncesto, fútbol-sala y fútbol 7, judo y multideporte. Sin embargo, en el Colegio Fuenllana (femenino) solo desarrollan actividades como drama en inglés, voleibol, cocina y pastelería, guitarra, patinaje o baloncesto. Hay un claro reparto de roles para cada uno según su sexo", concluye Santos.