Público
Público

Igualdad El Gobierno no sabe cuántas empresas tienen planes de igualdad

Las compañías de más de 250 trabajadores están obligadas a elaborar y aplicar planes de igualdad. El Ejecutivo, sin embargo, ignora cuántas de ellas están incumpliendo la ley porque ésta no exige registrarlos ni evaluarlos.  

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Trabajadores de la empresa automovilística Ford / EFE

Las empresas de más de 250 trabajadores están obligadas a elaborar y aplicar planes de igualdad. Así lo establece la Ley Orgánica de Igualdad, que define estos protocolos como "un conjunto ordenado de medidas" para "alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y eliminar la discriminación por razón de sexo". Pues bien, casi 11 años después de la aprobación de esta normativa, parece que es imposible saber cuántas compañías han hecho los deberes porque la ley "no impone la obligación legal de registrar los planes de igualdad".

"Al no existir un registro de este tipo de datos, no es posible informar sobre el número de empresas mayores de 250 trabajadores que cuentan con planes de igualdad". Así ha respondido el Ejecutivo a la pregunta escrita del diputado socialista Miguel Ángel Heredia, que se pregunta cómo el Gobierno no se ha dado cuenta de este problema en los siete años que lleva en la Moncloa. "O lo que es peor, se ha dado cuenta y no ha visto la necesidad de ponerle solución porque las políticas de igualdad nunca han sido una prioridad para el PP, ni para Rajoy", ha declarado a Público.

Es cierto que la Ley de Igualdad no concreta qué hay que recoger en el plan ni cómo debe ser su seguimiento. Para Heredia, es normal que una norma "no contemple aspectos específicos", pero "lo lógico", dice, es que a medida que se despliega, "se vayan detectando deficiencias y, en consecuencia, planteando soluciones concretas". De hecho, tres años después de la aprobación de la norma, entró en vigor uno de los reglamentos para desarrollarla —el Real Decreto 713/2010— que establece que los acuerdos que aprueben planes de igualdad en las empresas "serán objeto de inscripción"

Sin embargo, y como señala el Gobierno en su respuesta, "el alcance de esa obligación de registro está limitada a las empresas afectadas por la negociación sectorial y a los planes de igualdad derivados del convenio colectivo de la propia empresa". Para el resto de planes, el texto sólo plantea que las empresas procedan voluntariamente.

Como en ninguno de esos casos se ha impuesto "la obligación de cumplimentar una hoja estadística", arguye el Gobierno, "no es posible conocer qué numero de trabajadores tiene la empresa que presenta el plan de igualdad ni, por tanto, si supera los 250 empleados". Además, sigue el Ejecutivo, "tampoco hay constancia de si los planes presentados se encuentran vigentes o no en la actualidad".

Sin embargo, un informe publicado recientemente advierte de que sólo el 25% de las empresas que, por ley, tienen que hacer un plan de igualdad cumple con esa obligación. Según el estudio elaborado por BDO Abogados, extrapolando el porcentaje de empresas con más de 250 trabajadores a las que han participado en el informe (40%), el 15% debería tener implantada esta política pero no la tienen.  

Elena Blasco, secretaria de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras (CCOO), explica a Público que el registro obligatorio sería solamente una solución parcial. "El principal problema es que los planes de igualdad obligatorios —que son muy pocos porque el 80% de las empresas españolas tiene menos de 250 empleados— no son efectivos porque no se basan en un diagnóstico real".

CCOO: "La mayoría de planes de igualdad no son efectivos porque no se basan en diagnósticos reales"

Ese es el primer paso para elaborar un plan, detallar el número de mujeres en la compañía, los puestos que ocupan, sus complementos, los sistemas de formación que tiene la empresa para una promoción igualitaria... "Sin un diagnóstico real no se pueden establecer medidas concretas", advierte Blasco, que señala que los planes de igualdad deben ser evaluados al cabo de un tiempo. "Lo lógico sería revisarlos, como mínimo, anualmente o cuando se negocie el convenio colectivo o el convenio de empresa, pero la crisis ha obligado a modificar muchas plantillas, de modo que el seguimiento tendría que hacerse más a menudo".

La Inspección de Trabajo puede denunciar el incumplimiento de esos planes pero, según Blasco, suelen ser las organizaciones sindicales las que piden al departamento de Recursos Humanos que actúen en ese sentido. Y ahí aparece otra consecuencia de la falta de registro: "¿Cómo vamos a controlar la efectividad y el seguimiento de los plantes si no podemos consultarlos?", se pregunta la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, que aboga por penalizar a las empresas que no cumplan su obligación de elaborar un plan de igualdad —como sucede en Alemania o Finlandia— aunque tampoco cree que "la sanción sea la solución definitiva al problema".

Auditorías para frenar la brecha salarial

Precisamente inspirado en Alemania, el Ministerio de Empleo presentó hace un mes a los agentes sociales un plan para que las empresas de más de 250 trabajadores hagan auditorías internas permanentes para controlar la discriminación salarial que sufren las mujeres. La idea, bien acogida por los sindicatos aunque las patronales expresaron sus reservas, es cambiar el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Igualdad para que los salarios de las mujeres se acerquen a los de los hombres. En 2016 el sueldo medio de los hombres ascendía a 2.075,65 euros brutos al mes y el de las mujeres, a 1.661, es decir, ellas cobran un 20% menos al mes.

Por el momento, y volviendo a la problemática con las planes de igualdad, el diputado Heredia ha anunciado que registrará en el Congreso una iniciativa parlamentaria instando al Gobierno a fiscalizar el cumplimiento de ley. El Grupo Parlamentario Socialista pedirá al Ejecutivo que establezca un mecanismo para conocer qué empresas de más de 250 trabajadores no tienen planes de Igualdad y cada cuánto tiempo se actualizan.