Público
Público

IGUALDAD La lentísima feminización de las Medallas de Andalucía

"¡Eres un hombre!", le dijo el rey Juan Carlos a un pescador gaditano de 18 años en 1985. Los dos se convirtieron ese año en los primeros galardonados con la máxima distinción que otorga el Gobierno andaluz. En estos 33 años se han concedido 369 medallas (sólo un 23% a mujeres); y se han nombrado a 66 Hijos Predilectos (12 mujeres). El próximo 28F, dos personas compartirán este título. Las dos son hombres.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Los premiados de la edición de 2017. Junta de Andalucía

Las Medallas de Andalucía y el título de Hijo Predilecto son las máximas distinciones que otorga el Gobierno autonómico cada 28 de febrero, Día de Andalucía, desde 1985, hace 33 años. Los premiados adquieren un derecho vitalicio a ser tratados de “Ilustrísimo Señor” o “Ilustrísima Señora” y a ocupar un asiento preferente en todos los actos públicos organizados por la Junta a los que hayan sido invitados. Los primeros galardonados con la Medalla de Andalucía fueron un rey, Juan Carlos I de España; un célebre orfebre de la Semana Santa de Sevilla, Fernando Marmolejo Camargo; un policía nacional, Luis Borja Guerrero y un pescador de 18 años, Francisco Javier Beza. Estos dos últimos por arriesgar sus vidas lanzándose al mar en llamas para salvar a una docena de personas tras la explosión de la refinería de Cepsa en la Bahía de Algeciras. “Eres un hombre”, le dijo entonces el rey al joven pescador, apretándole los brazos.

Aquella primera ceremonia del 28F de 1985 fue una exaltación de "la gallardía, la valentía y la heroicidad", valores todos que se reconocían propios de la personalidad andaluza, y que en el año 85 parecían estar intrínsecamente asociados a la masculinidad. Desde entonces y hasta la fecha, la Junta de Andalucía ha otorgado 369 medallas, 291 fueron para hombres y 88 (un 23%) para mujeres. La primera Hija Predilecta de Andalucía fue la pensadora, filósofa y ensayista María Zambrano, que compartió el título en el 85 con el primer presidente de la Junta, Rafael Escuredo, el escritor Antonio Gala, el historiador Antonio Domínguez Ortiz y el psiquiatra Carlos Castilla del Pino. 

Hasta 2015 el número de mujeres premiadas nunca superó al de hombres

La primera mujer que recibió la Medalla de Andalucía -en 1986 había categoría de oro y plata- fue María de los Ángeles Infante, hija de Blas Infante, considerado "padre de la patria andaluza". Pero ha habido años en los que el Gobierno autonómico no encontró a una sola mujer en toda Andalucía a la que galardonar con la máxima distinción de la comunidad, años en los que todo fueron hombres sobre el escenario y la alfombra verde del Palacio de San Telmo (donde se entregaban antiguamente) y del Teatro de la Maestranza, en Sevilla. De hecho, hasta 2015, ya con Susana Díaz como presidenta, el número de mujeres premiadas nunca superó al de hombres, y aquel año fue una excepción, porque posteriormente volvieron a primar los nombres masculinos.

En la última década se ha mantenido una cierta paridad en los festejos del 28F. En cuanto al título de Hijos Predilectos de Andalucía, en 33 años se han otorgado 66 distinciones, y sólo 12 han sido mujeres (cinco de ellas en la última década, casi todas con José Antonio Griñán en la presidencia). De todas formas, aunque ellas se hicieron merecedoras del máximo galardón, en realidad todas compartieron el título con un hombre. Salvo en dos ocasiones: la madre del rey Juan Carlos, María de las Mercedes de Borbón, que fue nombrada Hija Predilecta de Andalucía en solitario, en el año 1994; y las poetisas Julia Uceda y María Victoria Atencia, que compartieron la distinción en 2005. 

La cantante India Martínez y la gimnasta Lourdes Mohedano fueron dos de las galardonadas con la Medalla de Andalucía en 2017. EFE/Julio Muñoz

Este año se conmemoran 40 años de la Constitución Española del 78 y es el trigésimo octavo aniversario del 28 de febrero de 1980, fecha del referéndum de acceso a la autonomía plena y Día de Andalucía. Pero también es un año en el que las autoridades andaluzas -empezando por la propia presidenta Susana Díaz- han explotado muchísimo el término "igualdad". Igualdad como principio base para el rediseño del Estado de las Autonomías, y de la propia Constitución; igualdad ante "las amenazas hacia la integridad territorial de España", en alusión al órdago separatista catalán, y contra "una tentación recentralizadora en la que las comunidades autónomas queden relegadas a un segundo plano". Es un discurso que aparece en la declaración institucional del Consejo de Gobierno con motivo del 28F. 

La presidenta de la Junta ha confirmado que se sumará al paro simbólico de dos horas

Pero también es un año en el que se ha escuchado hablar, y mucho, del principio de igualdad aplicado a los derechos de la mujer. O más bien a su falta de derechos: a la discriminación laboral y salarial respecto a los hombres; al paro femenino (un 3,5% más alto que el de los hombres); a las amenazas y riesgos de la violencia machista; al acoso y los abusos sexuales en el trabajo y en la calle. Todos los problemas endémicos de una sociedad moderna que este año parece más sensibilizada, concienciada o indignada que otros, y que ha derivado en una huelga feminista a escala internacional el próximo 8 de marzo, Día de la Mujer. En España la convocatoria de la huelga está organizada por la Coordinadora 8M, que aglutina a 300 colectivos feministas, y los sindicatos UGT y CCOO se han solidarizado respaldando paros simbólicos de dos horas. 

El Parlamento andaluz, a propuesta de IU, ha alterado su calendario de sesiones para evitar que coincida con el día de la huelga, e incluso la presidenta de la Junta ha confirmado que se sumará al paro simbólico de dos horas, aunque inicialmente había anunciado que despejaría toda su agenda esa jornada para hacer una huelga plena (como cargo público no tiene ese derecho). 

Susana Díaz, se sumará a la huelga del 8-M. EFE/Julio Muñoz

El Gobierno de Susana Díaz no ha nombrado Hija Predilecta a ninguna mujer

Toda esta corriente de solidaridad y concienciación con la igualdad hizo pensar a muchos que este año, la elección de las Medallas de Andalucía enviarían un mensaje de compromiso explícito con las mujeres. Finalmente, en el llamado año del feminismo, el Gobierno de Susana Díaz no ha nombrado Hija Predilecta a ninguna mujer, ha concedido dos títulos a dos hombres, que ya fueron galardonados en el pasado con la Medalla de Andalucía. Se trata del médico y director de la Unidad de Genética y Reproducción del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Guillermo Antiñolo; y del actor, director y productor teatral, José Luis Gómez.

Antiñolo es una de las estrellas de la sanidad pública andaluza, entre sus logros está el nacimiento, en 2006, del primer bebé libre de una enfermedad hereditaria, y en 2008, el del primer bebé que hizo posible que su hermano pudiera recibir un transplante de sangre del cordón umbilical, curando así su patología. En total hay siete hombres y cinco mujeres galardonados, más cuatro entidades y empresas. Los elegidos recibirán el máximo reconocimiento de la comunidad autónoma andaluza el próximo 28 de febrero en el Teatro de la Maestranza.

Los nuevos titulares de la Medalla de Andalucía son: el ingeniero de ensayo de vuelos del A400M José Luis Augusto Gil, que sobrevivió a un accidente del avión militar junto al aeropuerto de Sevilla durante un vuelo de prueba, en 2005; la cantautora flamenca María Rosa García, Niña Pastori; el bailarín y coreógrafo Rafael Amargo; la primera española que ha conseguido ser piloto de caza del Ejército del Aire y formar parte de la Patrulla Águila, Rosa María García-Malea; la tres veces campeona de bádminton y Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (2016), Carolina Marín; el actor de teatro y cine Paco Tous; la profesora jubilada Pilar Palazón, principal impulsora del proyecto del Museo Íbero de Jaén, que ha abierto sus puertas hace poco; la escritora y profesora María Elvira Roca, autora de la obra Imperiofobia y leyenda negra; el empresario relojero Miguel Rodríguez Domínguez, dueño del Grupo Festina, propietario de Lotus, Jaguar y Candino; el humorista Gregorio Esteban Sánchez, conocido como Chiquito de la Calzada, que recibe el galardón a título póstumo; el Grupo Abades, firma embleática de la hostelería andaluza; la empresa Iluminaciones Ximénez, líder nacional en iluminación decorativa; la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, que realiza trasplantes de piel humana de grandes extensiones; y el dispositivo contra incendios forestales Infoca, donde trabajan 4.000 profesionales.