Publicado: 27.07.2015 14:54 |Actualizado: 27.07.2015 15:36

Imputado un agricultor por provocar el incendio de Òdena

Un vecino del municipio se ha presentado voluntariamente en comisaria para declarar que estaba manipulando una picadora de paja cuando se inició el fuego accidentalmente 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Incendio

Las llamas han arrasado ya 1.235 hectáreas./ EP

BARCELONA.- El incendio que se originó este domingo en Òdena (Barcelona) fue accidental, causado por trabajos con una máquina trituradora de paja, según ha confesado el hombre de 59 años que se ha presentado en la comisaría de los Mossos d'Esquadra para inculparse del fuego y que ha sido acusado de un delito de incendio forestal.

El incendio, que ha calcinado 1.235 hectáreas de las comarcas de Anoia y Bages, se inició en la finca de Can Rossinyol, en el término de Òdena, y se ha extendido por los municipios colindantes.

Según han informado los Mossos d'Esquadra y los Agentes Rurales, las informaciones iniciales aportadas por los testigos sobre la posible área de inicio del incendio, entre los que se encontraba el presunto causante del incendio, presentaban contradicciones con los indicios recogidos por los agentes rurales.



Posteriormente, el presunto causante, que no se dedica a la agricultura como trabajo principal, cambió las manifestaciones que hizo en un primer momento a los agentes rurales.
Finalmente, fruto de la investigación realizada por los Mossos y los agentes rurales a raíz de las diversas contradicciones iniciales concluyeron que el incendio tuvo un origen accidental producido por los trabajos agrarios que realizaba un hombre de 59 años de edad, nacionalidad española y vecino de Òdena.

El hombre, que se ha presentado esta mañana voluntariamente en las dependencias policiales de los Mossos en Igualada (Barcelona), ha reconocido que estaba manipulando una picadora de paja cuando se inició el fuego accidentalmente. Por eso, los Mossos lo han acusado de un delito de incendio, aunque no ha quedado detenido y será citado a declarar por el juez cuando la policía autonómica le tramite el atestado con las causas del incendio.

Según han explicado fuentes del Departamento de Agricultura, el uso de las picadoras de paja es una práctica poco frecuente, que se realiza cuando la siega del cereal ha generado poca paja y no sale a cuenta embalarla. La paja se pica antes de arar el terreno para preparar la siembra de la próxima cosecha.

Aunque la campaña de la siega ya ha finalizado, la Generalitat ha hecho un llamamiento a la "corresponsabilidad" y ha recordado "la necesidad vital de extremar las precauciones" al hacer cualquier actividad que pueda generar riesgo de incendio, especialmente con la situación actual de falta de humedad y elevadas temperaturas en la mayoría de comarcas de Catalunya.