Público
Público

Verano El incendio de Verín, estabilizado tras arrasar más de 1.300 hectáreas

El humo del fuego iniciado, presuntamente de forma intencionada, el jueves en la localidad ourensana alcanzó incluso provincias de Castilla y León. La Consellería ha desactivado la 'alerta 2' al no haber ya peligro para la población.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vecinos de Devesa (Vilardevós) observan el incendio forestal declarado ayer por la tarde en el municipio de Verín que obligó a activar la alerta por "situación 2" por proximidad a núcleos poblados y a cortar carreteras (la N-525 y la A-52). EFE/Brais Lorenzo

El incendio que empezó ayer en Verín (Ourense) ya ha sobrepasado las 1.300 hectáreas arrasadas, y afecta tanto de monte arbolado, de pino replantado, como raso, a pesar del trabajo de las casi cuatrocientas personas que intentan controlarlo.

No obstante, el fuego está "estabilizado" y ya no hay peligro para la población,por lo que la Consellería de Medio Rural ha desactivado ya el "nivel 2 de alerta". 

Las llamas, que empezaron este jueves a las 16.30 horas en la parroquia de Vilamaior do Val con un probable origen intencionado, se han extendido hasta el municipio vecino de Vilardevós y, por su cercanía a los núcleos poblados de Queirugás -en el primer término municipal- y A Fraira, Devesa y Osoño -en el segundo-.

Los momentos de máxima tensión se produjeron anoche, por la proximidad de las llamas a núcleos de población "con grave riesgo" de alcanzar a las viviendas. Además, obligó a cortar la autovía A-52, ahora  ya restablecida al tráfico, así como la carretera nacional 525 y otras carreteras secundarias.

El humo llegó a alcanzar incluso algunas provincias de Castilla y León, tal y como informó el servicio de emergencias 112 de dicha comunidad. En concreto, se trata de Valladolid, Ávila y Segovia, donde se percibe que el humo avanzaba en dirección sureste debido al viento que hubo de madrugada.

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan en la extinción del incendio forestal declarado ayer por la tarde en el municipio de Verín que obligó a activar la alerta por "situación 2" por proximidad a núcleos poblados y a cortar carreteras (la N-525 y la A-52). EFE/Brais Lorenzo

En el control de este incendio, participan aún cinco técnicos, 38 agentes, 74 brigadas, cincuenta motobombas, seis palas, catorce helicópteros y nueve aviones.
También colaboran miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), del Grupo de Emergencia Supramunicipal (GES) de Laza y bomberos comarcales de la zona.

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, ha agradecido, a través de un comunicado, la implicación de todas estas personas y su "perfecta coordinación".

En la misma nota recuerda, como hizo ayer, que todo apunta a que el incendio fue intencionado, pues "comenzó en el sitio adecuado para que tirase muchísimo, en una pendiente y a favor del aire, al lado además de unas impresionantes zonas repobladas de pinos y castaños".

"Falta de medios"

Por su parte, el alcalde de Verín, Gerardo Seoane, ha cuestionado hoy la deficiencia de medios para neutralizar desde el inicio el incendio. Ha señalado que el fuego se podría "haber atajado" de haber medios de "intervención rápida" para controlarlo cuando "era pequeño" inicialmente y evitar así su rápida propagación.

"Está claro que la vigilancia no funciona. Es conveniente pensar en algún sistema de intervención inmediata para que el fuego no se propague porque después es incontrolable", ha reflexionado Seoane, en una valoración inicial de lo sucedido.

El alcalde ha indicado que en esa misma zona hubo otro fuego "hace ocho días", aunque en aquel caso no llegaron a propagarse las llamas. Respecto al fuego actual, ha señalado que, aunque esté controlado, dejó un panorama "desolador".