Publicado: 24.08.2015 13:41 |Actualizado: 24.08.2015 18:20

Ingresa en prisión la abuela de Fuerteventura por "dar un techo" a sus tres nietos menores

Josefa Hernández, de 62 años, fue condenada a seis meses por no derribar su casa, construida en un paraje protegido. El Cabildo de Fuerteventura, Podemos, la PAH, el alcalde de la localidad donde vive y el ministro Soria han pedido su indulto, sin éxito.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:
Josefa Fernández fue condenada a seis meses de cárcel por no derribar la casa en la que vive con su familia. / EFE

Josefa Fernández fue condenada a seis meses de cárcel por no derribar la casa en la que vive con su familia. / EFE

ARRECIFE (LANZAROTE).- La vecina de Betancuria (Fuerteventura) Josefa Hernández, de 62 años, ha ingresado esta tarde en la prisión de Tahíche (Lanzarote) para cumplir una pena de seis meses por no derribar su casa, preocupada por la situación en la que quedan los tres nietos menores a los que cuidaba hasta ahora.

"Lo único que me preocupa es que dejo a tres niños un poco desamparados", ha manifestado Hernández a las puertas del penal, al que ha entrado pasadas las 15.35 horas, en compañía del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales (CC), y del alcalde de su pueblo, Betancuria, Marcelino Cerdeña (independiente).

La ya conocida como abuela de Fuerteventura ha defendido que su único pecado ha sido "dar un techo" a sus nietos. "Si este es el precio que tengo que pagar por ello, lo haré", ha añadido. Hernández fue declarada culpable de un delito contra el medio ambiente por haber construido su casa en un paraje protegido, en el Parque Rural de Betancuria, y condenada a seis meses de cárcel, 700 euros de multa y el derribo de su vivienda, considerada ilegal.

Esta vecina pagó en su día la multa, pero no derribó la casa porque no tiene otro lugar al que irse a vivir con los cinco familiares que dependen de ella (un hijo parado, una hija discapacitada y tres nietos menores), lo que llevó a un Juzgado de Puerto del Rosario a exigirle que cumpliera la pena de prisión, que inicialmente había quedado en suspenso.



Su caso ha despertado una gran ola de solidaridad en Canarias, donde partidos políticos de todo signo le han expresado su apoyo (CC, PSOE, PP, Podemos, Nueva Canarias e IU, entre otros) y miles de personas han firmado en internet una petición de indulto.

Al entrar en la cárcel, Hernández ha dado las gracias a todos ellos y a los medios de comunicación por haber contribuido a que su caso se conozca. En especial, ha expresado su agradecimiento al presidente del Cabildo de Fuerteventura y al alcalde de Betancuria por haber estado con ella esta semana "día y noche".

"No sé por qué me ha tocado a mí esto", ha añadido Josefa Hernández, que solo desea que el día que salga de prisión pueda tener otro techo donde proteger a sus nietos y tirar su casa en el paraje de Aguas Verdes, dando así cumplimiento a la sentencia.

Esta vecina de Betancuria ha sido recibida a la entrada de la cárcel por un grupo de personas que portaban una pancarta con el lema "Justicia para Josefa" y varios cargos públicos de Podemos, que hoy han registrado en el Parlamento de Canarias una proposición no de ley en apoyo a la solicitud de indulto.

La diputada autonómica de este partido María del Río ha calificado de "vergüenza" el ingreso en prisión de esta vecina y ha pedido a la Justicia que sea "igual de escrupulosa" con los responsables de la construcción de los hoteles declarados ilegales en Lanzarote, que siguen en explotación. 

Etiquetas