Público
Público

Inmigración Una sentencia anula la devolución de la tarjeta sanitaria a inmigrantes en Baleares

Pilar Costa, portavoz del Govern balear, ha hecho un llamamiento al Gobierno de Mariano Rajoy para que derogue el decreto de 2012 que establecía que los inmigrantes irregulares no podían disponer de tarjeta sanitaria.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Devolución en caliente de inmigrantes a la policía marroquí / EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha anulado la devolución de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares acordada en 2015 por el Govern para revertir una orden del ejecutivo central de 2012 que privó de asistencia médica gratuita a los extranjeros sin permiso de residencia.

"Garantizaremos la asistencia sanitaria a todo el mundo", ha asegurado tras dar a conocer la decisión judicial la portavoz del Govern balear, Pilar Costa, quien ha anunciado la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Costa ha hecho un llamamiento al Gobierno de Mariano Rajoy para que derogue el decreto de 2012 que establecía que los inmigrantes irregulares no podían disponer de tarjeta sanitaria, ya que la crisis que justificaba ese "recorte brutal" ha sido superada.

La portavoz ha asegurado que las 8.200 tarjetas sanitarias devueltas a inmigrantes sin permiso de residencia en las islas desde 2015 seguirán vigentes porque la sentencia del TSJIB "no es firme" y que las que han sido solicitadas "se seguirán tramitando".

La sala de lo Contencioso-administrativo del TSJIB ha estimado el recurso de la Administración General del Estado contra la instrucción del director del Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut) de julio de 2015 que establecía los trámites para garantizar el acceso a la asistencia sanitaria a las personas extranjeras sin recursos económicos suficientes.

El TSJIB aprecia una "clara extralimitación competencial" en la instrucción del Ib-Salud impugnada, al reconocer a los extranjeros no residentes el acceso a la prestación de la totalidad de la cartera de servicios del sistema nacional de salud, algo que "choca frontalmente" con el Real Decreto Ley 16/2012 de 20 de abril que regula la condición de asegurado a los extranjeros autorizados para residir en territorio español.

La sala declara la nulidad de pleno derecho de la instrucción, de acuerdo con la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas (LRJAP).

Según el tribunal, la defensa de la instrucción que realiza el Govern sobre la base de razones humanitarias "no puede justificar ni permitir el quebrantamiento de la legalidad, que reconoce únicamente al Estado y no a las comunidades autónomas la competencia para definir el concepto de asegurado y beneficiario del sistema nacional de salud".

La sala agrega que, "a pesar de las discrepancias ideológicas y de cualquier tipo que los responsables políticos de la administración autonómica puedan albergar" contra los reales decretos que restringen el acceso a la sanidad pública, "no pueden, escudándose en un criterio humanitario, modificar y ampliar aquel concepto porque carecen de competencias para ello".

Además de la extralimitación competencial, el TSJIB también aprecia "un claro quebrantamiento del principio de jerarquía normativa" del articulo 9.3 de la Constitución, que prohíbe que las disposiciones de inferior rango contradigan las de nivel superior.

El TSJIB indica que una instrucción debe tener un ámbito y alcance "estrictamente organizativo", según varias sentencias del Tribunal Supremo.