Público
Público

Mantuvieron su casa pero perdieron la luz

Najima, marroquí de 28 años, relata el "calvario" de su familia desde que su desahucio fue paralizado. Ahora disfrutan de un alquiler social, pero no les llega para pagarel recibo eléctrico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pareja con dos hijos pequeños, que evitó in extremis el desahucio de su vivienda de Torrent (Valencia) y logró, con ayuda del Centro de Mediación del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (Icav), una dación en pago y un alquiler social, vive actualmente sin luz en la casa para poder pagar la cuota mensual: 'lo primero' es pagar, 'no queremos volver a vernos en la calle'.

Najima, de 28 años y de nacionalidad marroquí, ha narrado a Europa Press el 'calvario' que pasó, y que todavía atraviesa, cuando el banco intentó desahuciarla de la casa que compartía con su marido, de 33 años, porque llevaba varios años sin pagar. 'Fue todo muy rápido y nos hubieran quitado la casa de no ser por la ayuda del Centro de Mediación', ha explicado.

Este caso se remonta al año pasado, cuando Najima estaba embarazada de su segundo hijo. En esa época les llegó una notificación judicial en la que se les advertía de que debían abandonar su vivienda en un mes ante los sucesivos impagos de la hipoteca. Tras recibir este aviso, la joven fue a los juzgados y, como consecuencia de su estado, les aumentaron el plazo hasta los cinco meses.

La pareja había comprado la casa en el año 2005, y empezó pagando 450 euros mensuales, aunque luego las cuotas le subieron hasta los 620 euros. En el año 2008 empezaron a dejar de pagar algunos meses porque no podían, 'no teníamos trabajo ni ingresos', ha explicado. 'Ójala hubiéramos podido pagar y evitar todo lo que pasamos', ha indicado.

El 24 de julio debían dejar su casa, ha narrado Najima, mientras recordaba que le faltaban tres semanas para dar a luz. En un último intento para lograr paralizar el desahucio, Najima decidió acudir al Centro de Mediación, donde pidió ayuda. 'Faltaba una semana y era una situación desesperada'. Una vez allí, la coordinadora del Centro de Mediación del Icav, Ana Valls, ha explicado que estudiaron el caso, las posibilidades y se pusieron en contacto con el banco. 'Entre todos conseguimos aplazar el desahucio hasta que encontráramos una solución', ha subrayado.

'Ójala hubiéramos podido pagar y evitar todo lo que pasamos' Las negociaciones con la entidad bancaria continuaron, y abogados del Centro de Mediación consiguieron que se aceptara la dación en pago de la casa, sin deuda pendiente, y un alquiler social con opción a compra por 250 euros al mes. De esta forma, la pareja pudo continuar en su casa.

En la actualidad, el matrimonio no tiene trabajo y no dispone a penas de ayudas. Al marido, en algunos días sueltos, 'le sale algo puntual', y con eso pagan la cuota del alquiler. Sin embargo, no han podido pagar la luz y se la han cortado: 'no tenemos luz desde enero, nos la cortaron por no poder pagarla, pero tenemos que pagar la cuota', ha dicho Najima, y ha añadido: 'no quiero perder el piso y tampoco queremos volvernos a Marruecos porque no tenemos nada allí. Estamos buscando trabajo pero no sale nada', ha reiterado. Mientras encuentran algo, lo que sí reciben es ayuda por parte de Cáritas, Cruz Roja y el Banco de Alimentos.

Ana Valls ha afirmado que en la actualidad los bancos están empezando a aceptar la dación en pago de las viviendas y la posibilidad de ofrecer un alquiler social: 'esto beneficia al final al banco porque pasa a ser propietario mientras los anteriores dueños van pagando por el alquiler y lo van cuidando. El banco no pierde nada porque le siguen pagando', ha aseverado.

Valls, quien ha puntualizado que los bancos 'están asustados' porque 'tienen mucha presión, y les exigen resultados', también ha comentado que se llega a un alto nivel de acuerdos. Esto es posible, además, por el Real Decreto 27/2012, que contempla la suspensión del desahucio en determinados casos, como en familias numerosas, madres solteras, familias en paro, etc. También existe otro Real Decreto que contempla el Código de Buenas Prácticas Bancarias, pero solo se pueden acoger personas que están en 'exclusión social, sin trabajo y sin ingresos', ha dicho la coordinadora.

Más de la mitad de expedientes que abren en el Centro de Mediación están relacionados con ejecuciones hipotecarias La coordinadora del Centro de Mediación ha resaltado que más de la mitad de expedientes que abren en el centro están relacionados con ejecuciones hipotecarias. Así, ha comentado que desde el 1 de abril de 2012, fecha en que se puso en funcionamiento el servicio, hasta la actualidad, se han abierto 935 expedientes, de los 518 han correspondido a ejecuciones hipotecarias.

De estas ejecuciones, 282 siguen en curso, mientras que 168 ya se han resuelto con 108 acuerdos totales o parciales y 12 sin posibilidad de comenzar la mediación. Asimismo, en otros 48 casos no ha sido posible llegar a un acuerdo. 'Siempre hay que intentarlo --ha agregado Valls--, hay que agotar todas las posibilidades. No cerramos los expedientes hasta que vemos que no podemos hacer nada porque el banco nos rechazada la propuesta por activa y por pasiva', ha aseverado.

Valls ha recordado que el centro cuenta con 350 profesionales, de los cuales, 110 se encargan de asuntos de intermediación hipotecaria. El resto, a temas sociales, familiares, de herencias e, incluso, mercantiles, entre otros. Es un servicio gratuito por el que los abogados no han cobrado nada durante el año que está en vigor.

Al respecto, Valls ha resaltado la labor de estos profesionales, que son 'muy sacrificados' y en algunos casos 'les toca hacer llamadas desde su casa, gestiones, y desplazamientos por los que no cobran nada'. Ha mostrado su deseo de que cuenten con más 'apoyo' para dar más agilidad a los expedientes. En este punto, ha puesto como ejemplo que el Icav ha firmado un convenio con la Diputación de Valencia para fomentar este servicio, lo que permitirá pagar una pequeña cuota a los abogados que dedican parte de su tiempo a trabajar en este centro. 'Esperamos también contar con otras ayudas', ha reclamado.