Publicado: 16.03.2016 19:06 |Actualizado: 16.03.2016 20:56

Interior, partidario de investigar a los hinchas del PSV que humillaron a un grupo de mujeres en Madrid

Políticos, organizaciones sociales y ciudadanos expresan su repulsa y piden medidas contra actitudes de odio y xenofobia dentro y fuera del fútbol.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Captura del vídeo en el que las mujeres recogen del suelo las monedes que les lanzaban los hinchas.

Captura del vídeo en el que las mujeres recogen del suelo las monedas que les lanzaban los hinchas.

MADRID. -Los insultos y humillaciones a un grupo de mujeres rumanas por parte de aficionados del PSV Eidenhoven ayer en Madrid ha provocado numerosas repulsas tanto en las redes sociales, como por parte de dirigentes políticos y organizaciones sociales.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, se ha mostrado partidario de identificar y localizar a estas personas y de efectuar los atestados correspondientes ante unas conductas que incitan al odio y que ha calificado de "indignas".

"Es impropio de una persona un acto de esas características. He visto las fotografías y me parecen humillantes, lamentables y me han producido un rechazo instintivo", ha asegurado.

Tras conocer los hechos, la embajada holandesa en España ha lamentado profundamente la actitud de sus conciudadanos y ha aseverado que se distancia "tajantemente" de su comportamiento. Ha especificado, además, que se trató de incidente provocado "por un grupo pequeño" de personas que "estropeó lo que debería de ser la fiesta del fútbol", antes de un partido que "mostró juego limpio y entusiasmó al público".

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha sumado a la repulsa por estos actos y ha lamentado la "imagen terrible" de la humillación hacia el grupo de indigentes rumanas. Ha confesado que las imágenes la dejaron "avergonzada" y ha dejado para el fiscal y los tribunales calificar si los hechos constituyen un posible delito.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también ha asegurado sentirse "avergonzada" y ha criticado la "sorprendente pasividad" de quienes venían el "espectáculo lamentable" sin intervenir para impedirlo. Para la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, estas actitudes "hacen un flaco favor al deporte en general y al fútbol en particular".

Las organizaciones sociales y ciudadanos han mostrado también su repulsa y reclamado medidas judiciales contra los actos racistas y xenófobos dentro y fuera de los estadios de fútbol.

Antes del partido que enfrentaba ayer al club holandés con el Atlético de Madrid, un grupo de aficionados del PSV Eindhoven insultó y profirió expresiones racistas hacia varias mujeres indigentes a las que llegaron a lanzar monedas e instaron a hacer ejercicios y bailar mientras se mofaban de ellas.

Además, otro grupo de seguidores protagonizó por la noche varios altercados en la Puerta del Sol y aledaños, donde causó daños en varios coches y agredió a viandantes, lo que motivó la detención de seis de ellos por lesiones y desórdenes públicos.



Así, la Fundación Secretariado Gitano, la Fundación Rais y SOS Racismo han reclamado medidas en los ámbitos jurídico y deportivo para evitar este tipo de comportamientos dentro y fuera de los estadios de fútbol.

Sara Giménez, del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación de la Fundación Secretariado Gitano, ha mostrado su repulsa por estos hechos que suponen "un atentado contra la dignidad de unas mujeres gitanas en situación de pobreza", unido a comentarios "racistas y xenófobos".

Por ello, la Fundación Secretariado Gitano emprenderá una batería de acciones, como pedir a la Fiscalía de Delitos de Odio que se investiguen los hechos y se establezcan las sanciones correspondientes por delitos de odio y discriminación.

También transmitirá su queja a la Embajada de Holanda y al PSV Eindhoven, que "tiene la responsabilidad de que sus hinchas no vulneren los derechos de las personas en ningún lugar del mundo".

Entre otras medidas, Giménez ha señalado que los clubes de fútbol pueden impedir que las personas condenadas por este tipo de comportamientos accedan a sus instalaciones, además de impulsar acciones de sensibilización para evitar conductas "antideportivas y discriminatorias, que promueven el odio".

También Movimiento contra la Intolerancia ha reclamado la intervención de la Fiscalía de Delitos de Odio y ha pedido que investigue las grabaciones y testimonios disponibles para ejercer la acusación, en colaboración con la Embajada de Holanda.

Ha instado además al Consejo Superior de Deportes a solicitar la aplicación del Código Disciplinario de la UEFA, que prevé sanciones cuando "se insulte la dignidad humana de una persona o grupo de personas por cualquier motivo, incluyendo el color de piel, raza, la religión o el origen étnico".