Público
Público

CIE de Aluche El interno del CIE de Madrid que denunció una agresión policial será deportado

Según SOS Racismo, que denunció en el juzgado la agresión a este interno,un interno de CIE de Aluche que desencadenó el intento de fuga del lunes. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Internos del CIE de Aluche protestan contra sus condiciones en 2016.- EUROPA PRESS/ARCHIVO

El interno del CIE de Aluche que presuntamente fue agredido el pasado lunes por tres agentes de Policía será expulsado a su país, Marruecos, este jueves, según han informado a Público fuentes de SOS Racismo Madrid.

Esta organización denunció el martes ante el juzgado de guardia esta supuesta agresión que, según explican, desencadenó el intento de fuga del CIE por parte de varios internos. Según la notificación de expulsión, a la que ha tenido acceso Público, la deportación tendrá lugar este jueves a las 9.40 horas en el vuelo de la compañía Air Nostrum YW4000.

Según la denuncia interpuesta por SOS Racismo, la agresión al joven marroquí tuvo lugar en el comedor del CIE, cuando el interno protestó por la cena. El agredido relató a un miembro de la ONG que le visitó el martes en el CIE que tres policías nacionales "sin portar encima la obligatoria plaza con el número indentificativo, llegaron y le propinaron una patada en la pierna, de la que tiene una herida visible", un puñetazo en la oreja y diversos en la espalda. Después, el interno fue aislado en el pasillo de ingresos hasta que fue enviado a su celda a la media noche, dice el escrito.

Notificación de expulsión del CIE de Aluche.

El activista añadía en la denuncia que las protestas en el CIE y el intento de fuga "vinieron a causa de esta agresión" porque los compañeros del joven exigían que regresara al comedor y se les informara sobre su estado. El interno fue atendido en la enfermería del CIE, donde se le dio un iboprufeno aunque no se le hizo ni entregó un parte médico de lesiones, añaden.

Losa activistas ya habían alertado el martes de la posible expulsión de este interno tras presentar la denuncia. Según explican desde SOS Racismo, también serán deportados varios testigos que podrían corroborar la agresión, ya que más de 30 internos serán deportados en este mismo vuelo. La organización denuncia que, con esta expulsión, se impide la investigación que demandan y que se diriman responsabilidades, una práctica común que caracteriza la opacidad de los centros de internamiento de extranjeros.