Público
Público

Juana Rivas presenta este lunes un recurso de amparo al Tribunal Constitucional

El padre de sus hijos, condenado por maltrato, afirma ahora que estaría dispuesto a negociar la custodia compartida en Italia

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Juana Rivas comparece junto a la responsable del área de Igualdad del centro de la mujer de Maracena (Granada). EFE

Uno de los abogados de Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que sigue ilocalizable tras negarse a entregar a sus dos hijos a su expareja, condenado por maltrato, ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para poder permanecer con sus niños.

A las 10.00 horas, el letrado Ramón Montero ha presentado el recurso en la sede del Constitucional con el objetivo de que el pleno del tribunal, que se reúne hoy, suspenda la orden de devolución de los niños a su padre, condenado por lesiones en 2009, denunciado en 2016 por malos tratos y quien, a su vez, ha denunciado a la madre por la sustracción de los menores.

Tras presentar el recurso y en declaraciones a los medios, Montero ha defendido que, "por encima de las controversias de los padres, impera el interés superior de los menores", que es precisamente, según ha explicado, "el objetivo de este recurso". El recurso se fundamenta en ello, que debe prevalecer y ser protegido sobre cualquier otra norma, y en una posible vulneración del artículo 24 de la Constitución Española sobre la tutela judicial efectiva.

Montero confía en que el recurso salga adelante inmediatamente, al igual que ocurrió en 2016 con el caso de Desirée Vicente, a la que la Audiencia Provincial de Madrid obligaba a entregar a su hija de cinco años al padre, un suizo que se encontraba imputado por un delito de violencia machista contra ella.

Tras presentar un recurso de amparo, el Constitucional anuló la entrega de la niña a su padre. "Fue un caso muy semejante al que ahora estamos conociendo. Es el motivo por el que han pedido que interviniéramos en esta causa", ha dicho Montero.

Fue la primera vez que el TC se pronunció sobre un caso de este tipo, dando la razón a la madre y suspendiendo cautelarmente la medida, lo que sentó jurisprudencia, según explica la abogada Almudena Mendoza, también encargada del caso de Juana Rivas, que señala que un año después la Justicia acabó dando la razón a la madre.

En este caso, la diferencia estriba en que el plazo para entregar a sus hijos ya ha expirado y Juana Rivas se encuentra en paradero desconocido. Ahora el Tribunal Constitucional tendrá que pronunciarse, primero para admitir o no a trámite el recurso y luego para estimar o no las medidas cautelares de suspensión de ejecución del auto. La letrado prevé que el Alto Tribunal de a conocer su posición lo ante posible, sin dejar pasar el mes de agosto.

"Tenemos confianza en el Constitucional, que ya en una ocasión excepcional reaccionó y respondió de una manera excelente con la urgencia que necesitaba en ese caso", ha dicho el abogado. Ha manifestado además que este recurso es para ocasiones excepcionales, como es este caso, en el que "hay que evitar la conflictividad y el protagonismo de los cónyuges", por lo que espera obtener una respuesta a lo largo de esta mañana.

"Pedimos la suspensión de una medida que entendemos que no es correcta y que crea un daño que puede ser irreparable para los niños", ha concluido el abogado.

Los dos progenitores están citados el próximo 8 de agosto ante el juzgado número 2 de Granada, tras ser rechazadas las medidas cautelares solicitadas por el padre de los dos niños, entre ellas la detención de la madre.

Daños "irreparables"

El letrado ha asegurado que obligar a entregar a Juana Rivas a sus hijos es una medida que "no es correcta" y que crea una situación y un daño que es "irreparable". "Si la restitución de los hijos queda en suspenso es evidente que podrá continuar, como ya lo está haciendo, en compañía de sus hijos, que es de lo que se trata, mantener una situación que está ya produciéndose", ha defendido.

Sobre el recurso presentado, ha explicado que es un recurso "excepcional", que han realizado en unos plazos "muy breves" y que es "extenso", "muy complejo" y "muy técnico". "Confío en que podamos tener una solución en un plazo lo suficientemente breve para que tenga eficacia", ha añadido posteriormente.

En la misma línea, Montero ha apuntado que el recurso sigue la orientación "excepcional" del principio de protección de los menores, que el Constitucional en la anterior resolución señaló como la "vía para resolver los conflictos".

"Hemos acudido dentro del ordenamiento jurídico que está previsto para situaciones excepcionales en el amparo de unos derechos fundamentales. El objetivo de este recurso de amparo es que, siguiendo su propia doctrina, el Tribunal Constitucional acuda a tutelar la situación de los menores", ha subrayado el letrado, que también ha destacado que la "clave" es "evitar conflictos" y buscar una "política de interés, de protección y de amparo de los menores".

Montero ha señalado que "evidentemente" Juana Rivas, como es su "obligación" y "naturaleza" como madre, "protege" a sus hijos, algo que en su opinión es "lógico".

"Hay que tratar de reconstruir una causa en la cual ya en el 2009 había habido una resolución de que esa custodia se le había entregado a la madre, y por una serie de sucesos que son complejos y que son muy técnicos se ha llegado a una orden contraria. Entendemos que hay contradicciones entre distintas resoluciones", ha concluido.

Preguntado por si habían tenido contacto con la madre, en paradero desconocido, el letrado ha señalado solamente que ya por el momento no tienen "ningún tipo más de referencia".

El padre, dispuesto a negociar custodia compartida

El padre de los hijos de Juana Rivas, de once y tres años, dice que está dispuesto a negociar "una custodia compartida en Italia y casa para la madre".

Su abogado, Adolfo Alonso, ha señalado que la intención es llegar a "un pacto" formal con Juana Rivas para acabar con un asunto que "jamás debió haber sido llevado hasta aquí" y que "sólo está generando dolor" a todas las partes.

El ofrecimiento del padre sería "guardia y custodia compartida en Italia y una casa para la madre", una oferta que ha trascendido horas antes del recurso que los abogados de Juana Rivas han formalizado este lunes ante el Tribunal Constitucional (TC).