Diario Público
Diario Público

La juez Lamela excarcela a cuatro de los ‘nueve de Alsasua’ procesados por agredir a dos guardias civiles

Considera “difícil” que puedan ocultar pruebas. Pero mantiene en prisión a Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda y Oihan Arnanz, porque podrían atentar contra las víctimas o “cometer otros hechos delictivos”.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Pancarta colocada junto al Ayuntamiento de Alsasua tras las detenciones que se han producido por la agresión a dos agentes de la Guardia Civil. EFE/Jesús Diges

Pancarta colocada junto al Ayuntamiento de Alsasua tras las detenciones que se han producido por la agresión a dos agentes de la Guardia Civil. EFE/Jesús Diges

MADRID.- La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dejado en libertad a cuatro de los siete encarcelados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas la noche del pasado 15 de octubre de Alsasua ( Navarra).

Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción 3, ha acordado la libertad para Aratz Urrizol, Julen Goikoetxea, Jon Ander Cob e Iñaki Abad porque, si bien todos ellos están procesados, junto a otras dos personas que se encontraban en libertad, considera "difícil" que puedan ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba o que puedan actuar contra bienes jurídicos de las víctimas. Los cuatro que han quedado en libertad deberán comparecer dos días por semana en un juzgado, al tiempo que se les ha retirado el pasaporte.

"No ocurre sin embargo lo mismo con tres procesados” —Jokin Unamuno y Adur Ramírez de Alda— porque la juez tiene en cuenta su “especial liderazgo y protagonismo en los hechos”. Por este motivo los mantiene en prisión ya que “no puede asegurarse” que, de quedar en libertad “no vayan a atentar contra bienes jurídicos de las víctimas o incluso puedan cometer otros hechos delictivos". La juez Carmen Lamela reitera en este auto los motivos que le llevaron a dictar el auto de prisión la semana pasada.

Unamuno, según la juez, fue quien comenzó “la actividad frente a las víctimas, increpándolas, pidiéndoles que abandonasen el local y poniéndose en contacto telefónico con otras personas, entre las que se encontraba Adur, para que se constituyeran en el local”. Ambos “tuvieron una participación muy activa en los golpes propinados” a los agentes y sus parejas.

En el auto se expone que Unamuno y Ramírez de Alda, “según informes de la Guardia Civil se encuentran entre los principales promotores de las movilizaciones, celebraciones de actos anuales Ospa Eguna y concentraciones llevados a cabo en la localidad por el colectivo local Ospa Mugimendia.

Este movimiento se moviliza para pedir la salida de la guardia civil de Navarra, mientras que Arnanz supuestamente también participó en la agresión. En el caso de Oihan Arnanz, la juez entiende que fue ”uno de los que agredieron después con más saña, moviéndose y acercándose continuamente a los dos guardias civiles de forma desafiante y chulesca, llegando a intimidárseles al acercar la cabeza constantemente como si les fuera a dar un cabezazo diciéndoles que qué hacían allí. Igualmente se ensañó con el sargento cuando éste se encontraba en el suelo, dándole patadas y pisándole con gran profusión, utilizando gran destreza en sus movimientos”.

La juez recuerda de este último que había protagonizado otras agresiones y que el día 8 de julio de 2012 fue detenido por la Policía Municipal por una agresión a miembros de la peña El charco de Osasuna.

El caso fue instruido en un tiempo récord y ya se ha dictado auto de procesamiento, pero este martes se ha celebrado una declaración indagatoria con los procesados, que han declarado por videoconferencia, al término de la cual Lamela ha dictado el auto en el que excarcela a cuatro de ellos.