Público
Público

Juana Rivas La Audiencia no da la razón a Juana Rivas: deberá entregar a sus hijos a su expareja

Su abogado recurrirá de nuevo al Tribunal Constitucional para intentar evitarlo.

Publicidad
Media: 3
Votos: 11
Comentarios:

Juana Rivas, en una imagen de archivo. REUTERS

La Audiencia de Granada no ha dado la razón a Juana Rivas: ha desestimado su petición para anular la orden que la obliga a entregar a sus hijos a su expareja, condenado por maltrato en 2009. El tribunal le obliga a entregar a los menores a su padre en un plazo de tres días, tal y como ha adelantado el diario ABC.

Los magistrados del tribunal provincial han determinado que en el juicio en el que se emitió la orden para que Juana devolviera a sus hijos a su expareja "no se han vulnerado derechos fundamentales ni garantías procesales", por lo que han desestimado el "incidente excepcional de nulidad" que Rivas presentó el 31 de julio para intentar revocar dicha sentencia.

Este recurso fue presentado el mismo día en que el Tribunal Constitucional no admitió a trámite la demanda de amparo que presentó para solicitar que se preserve su derecho a retener a sus dos hijos menores de edad. Los representantes legales de la madre de la localidad granadina de Maracena han informado en los últimos días que, en esta tesitura, volverán a recurrir en amparo ante el TC.

Mientras, en su auto de hoy, los magistrados de la Audiencia Provincial de Granada censuran que, "por distintas maniobras procesales, no se haya ejecutado todavía la sentencia firme del juzgado de Primera Instancia número 3" para la "restitución inmediata de los menores", dado que la ley —que recoge el Convenio de la Haya— contempla que un procedimiento similar no conlleve más de seis semanas en toda su instancia.

Más allá de la vía civil, Juana se enfrenta a su posible detención después de que el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada emitiera el martes una orden contra ella. La madre de los menores, que está en paradero desconocido desde hace dos semanas, no se presentó a la vista a la que debía acudir junto a su expareja, Francesco Arcuri.

Él la había acusado de presuntos delitos de desobediencia a la autoridad judicial, de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos. El martes, cuando no se presentó en el Juzgado, el abogado de Arcuri solicitó su detención, así como la "entrega inmediata" de sus hijos y una orden para impedir a los menores salir de la Unión Europea si no están acompañados de su progenitor.

El titular del Juzgado de Instrucción número dos de Granada, encargado de la vía penal a la que se enfrenta Juana Rivas determinó que "no procede la adopción de otras medidas cautelares", pero sí emitió una orden de detención y presentación contra ella

Ahora, la Audiencia Provincial encargada de dirimir la vía civil ha confirmado la primera sentencia que obligaba a Juana a entregar a sus hijos a su expareja. Y deberá hacerlo en un plazo de tres días. El abogado de la mujer ha anunciado que volverá a pedir un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para intentar evitarlo.

Sentencia firme

No obstante, el pronunciamiento de la Sección Quinta es firme y contra él no cabe recurso, según han subrayado los magistrados de la Sala de Vacaciones. 

Además, recuerdan que el incidente de nulidad se plantea 98 días después de que se dictara "una sentencia ya firme y que ni siquiera se pretende anular" y califica de "insólito" parte de lo presentado.

La Sala apunta además que este proceso ha permitido a Juana Rivas "ganar tiempo hasta la exasperación", y desestima "con rotundidad" que se haya producido la considerada falta de tutela o una indefensión.

El pronunciamiento de la Audiencia destaca que se ha velado por el interés de los menores y que se descartó por los informes psicológicos que exista "riesgo para el menor", como ya se apuntó en la sentencia que condenó a esta vecina de Maracena (Granada) a Rivas a entregar a los hijos con el padre.

"El alegato de que la sentencia no ampara los intereses de los menores expuestos a una convivencia no conveniente con el padre traspasa de nuevo los límites de este incidente extraordinario", expone el auto, que considera que el incidente "no es el cauce procesal adecuado" para mostrar la discrepancia contra la sentencia que ratificó la Audiencia de Granada.

Han aconsejado, como marca la ley, que se acuda al auxilio de las Fuerzas Públicas para llevar a cabo la orden de detención y presentación de Juana Rivas que dictó el martes el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal, para que declare con todas las garantías procesales.