Publicado: 23.09.2015 13:24 |Actualizado: 23.09.2015 13:24

Un juez pone fin al chollo de Warner con el 'Happy Birthday to you'

Una sentencia declara que la canción con la que se felicita el cumpleaños a millones de personas en todo el mundo no está sujeta a derechos de autor. El gigante musical había estado cobrando hasta ahora unos dos millones de dólares al año por este concepto.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
pastel de cumpleaños

Un pastel de cumpleaños

WASHINGTON.- Un juez federal de Los Ángeles (EE.UU.) ha dictaminado este miércoles que la canción Happy Birthday to You, cuya letra y melodía es usada en todo el mundo para desear un feliz cumpleaños, no está sujeta a derechos de autor.

La sentencia del juez George H. King pone fin a décadas de disputas sobre el "copyright" de la famosa canción y al monopolio de la editora musical Warner/Chappell, una división de Warner Music, que durante años aseguró tener los derechos de la canción y se embolsó grandes cantidades de dinero.



King indicó en su veredicto que el documento en posesión de Warner/Chappell, fechado en 1935 y cuyo primer propietario fue la empresa Summy Co., sólo garantiza los derechos sobre algunos acuerdos de la música, y no sobre el conjunto de la canción.

"Summy Co. jamás adquirió los derechos de la letra de Happy Birthday. Los demandados, como sucesores en interés de Summy Co., no poseen derechos de autor válidos de la letra de Happy Birthday", indicó el juez.

La conocida melodía fue tomada de la canción de finales del siglo XIX Good Morning to All, de las hermanas Mildred J. y Patty Smith Hill, y, de acuerdo con King, algunos de sus acuerdos se registraron en 1935 por parte de Summy Co.

Años más tarde, el gigante discográfico Warner compró ese documento y desde entonces ha recaudado unos dos millones de dólares al año por concepto de propiedad intelectual por el uso de la famosa canción.

"Happy Birthday es finalmente libre tras 80 años. Al fin se ha terminado la farsa. Es increíble", indicó Randall Newman, uno de los abogados de los demandantes, entre los que se encuentran un grupo de cineastas que están rodando un documental sobre la canción.

Entre las evidencias presentadas por los demandantes se encuentra un libro de canciones publicado en 1927 que contiene la letra del Happy Birthday sin ningún aviso sobre derechos de autor y que es anterior al registro de propiedad intelectual de la melodía, realizado 1935.

Hasta ahora, cualquiera que quisiera utilizar Happy Birthday to You con fines lucrativos, ya fuese en una producción cinematográfica, teatral, televisiva o en cartas auditivas de felicitación debía pagar a Warner por los derechos. Tras la decisión de hoy, la canción pasa a ser considerada de propiedad pública y libre de derechos, por lo que puede usarse para cualquier fin sin tener que pagar por ello.