Público
Público

Una jueza pide una fianza récord a 'El Mundo' por dar informaciones no contrastadas del 'caso Cuadrifolio'

Abre juicio oral a los periodistas Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta, Santiago González y el entonces director del periódico Casimiro García-Abadillo por los delitos de calumnias e injurias. Impone una fianza de un millón de euros para los autores de los artículos y otro millón como responsabilidad civil para el periódico

Publicidad
Media: 3.85
Votos: 33
Comentarios:

Casimiro García-Abadillo era entonces el director de 'El Mundo'.

MADRID.- Fianzas récord de dos millones de euros. La titular del juzgado de instrucción número 7 de Madrid ha abierto juicio oral contra los periodistas Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta, Santiago González y el entonces director del periódico, Casimiro García Abadillo, a quienes les ha impuesto una fianza solidaria de un millón de euros, así como  de otro millón de euros para el periódico, para hacer frente al daño causado a la empresa "Cuadrifolio" a la que este diario acusó de haber creado una supuesta Gürtel socialista sin pruebas, después de que estallara el escándalo de corrupción en el entorno del PP del mismo nombre.

Según ha adelantado este martes Eldiario.es, los cuatro periodistas se sentarán en el banquillo por los delitos continuados de calumnia y de injurias graves, ambos con publicidad, por la serie de artículos que publicaron en el diario El Mundo sobre el caso Cuadrifolio en 2014 "de forma no contrastada". El rotativo está considerado como responsable civil subsidiario.

El auto de apertura de juicio oral ha sido dictado por la magistrada Susana Trujillano y es firme. La instructora fija un millón de euros a depositar de manera solidaria para los cuatro periodistas con el fin de hacer frente al daño causado, que serán embargados si no entregan esta cantidad en la cuenta de consignaciones del juzgado. Además, eleva a otro millón de euros de fianza para El Mundo como responsable civil subsidiario en el caso de que el caso termine en condena.

La empresa Cuadrifolio, que llegó a tener un centenar de empleados, acabó cerrando tras la publicación de estos artículos y después de que las empresas y administraciones públicas cesaron de contratar con ella, según sostiene la acusación particular. La fianza fijada coincide con la petición de indemnización por parte de los perjudicados que cifran en un millón de euros los daños y perjuicios sufridos. 

La Fiscalía no vio delito

Los artículos, publicados en El Mundo en mayo de 2014, acusaban a José María Barreda, presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, de inflar contratos para que la empresa Cuadrifolio realizara los actos electorales del PSOE "sin cobrarles nada". La Junta "pagaba por los eventos hasta diez veces el valor de coste real", según aseguró el periódico el 4 de mayo de aquel año.

En otro artículo, los periodistas tildaron a dicha compañía como la "nueva Filesa del PSOE", a la que acusaron de participar en concursos amañados a posteriori o de hacer regalos a altos cargos y líderes socialistas, como cuadros, mágnum de Vega Sicilia, mariscadas, bolsos, plumas o gemelos de lujo.

La Fiscalía abrió una investigación contra Cuadrifolio y sus contratos a raíz de estas publicaciones, que quedó archivada porque no encontró delito alguno. La magistrada Trujillano abre juicio oral contra los cuatro periodistas porque no consta que comprobaran sus informaciones de forma diligente, por lo que considera que pudieron cometer los delitos de calumnia e injurias continuados con publicidad.

Noticia "no contrastada e infundada"

La instructora ha concluido que en los artículos se atribuía "de forma no contrastada e infundada" delitos a Cuadrifolio y sus accionistas. Por ejemplo, que se troceaba el importe total en facturas de menos de 12.000 euros para sortear la legislación.

El serial de artículos arrastró a la empresa, según sostiene la acusación particular. "Me cayeron los contratos que teníamos apalabrados con empresas privadas el mismo día que publicaron el primer artículo", recuerda a Público Manuel Téllez uno de los cuatro socios de Cuadrifolio.

"En la investigación ha quedado probado que no regalábamos nada, que ganábamos los concursos, o los perdiamos, sin amaños, no pagábamos mariscadas... y nos han arruinado. Esa es la historia. Jamás nos llamaron para contrastar", explica Téllez quien fue calificado de "jefe de la Gürtel del PSOE" al ser propietario del 37% de aquella compañía.

Respecto a los supuestos regalos -artículo publicado el 6 de mayo de 2014- en el auto de transformación en procedimiento abreviado la jueza concluyó que "no consta que tales informaciones fueran comprobadas de forma diligente, y se basaron en una hoja excell de supuesta agenda del Sr. Téllez, el único testigo de los periodistas firmantes del artÍculo, D. Jesús Sánchez Yañez ha declarado en sede judicial que llevó algún paquete de regalo al Sr. [José] Bono, cuyo contenido no vio y que le dijeron que era "cuadro tema religioso".

La magistrada sienta en el banquillo, además, al periodista Santiago González porque en su columna titulada"Mañas Universales" estableció una "clara identificación Cuadrifolio= Gürtel del PSOE: corrupción , con referencia al personaje mafioso Michael Corleone ( o identificación del mismo con Manuel Téllez que define a[ principio del artículo como "fundador y cabeza de Cuadrifolio").

Además, El Mundo, dirigido en esas fechas por García Abadillo, publicó un editorial en el que asumió como propio el contenido de los artículos y aseguró que existía "un operativo diseñado para adjudicar contratos por Castilla-La Mancha de forma irregular durante los años en que José María Barreda gobemó esta comunidad" y "enseñaba a su proveedor -Cuadrifolio- a burlar los controles legales. . .. Acuerdos bajo mano, facturas manipuladas, fabricación de presupuestos falsos, fraccionamiento pactado de recibos para no sobrepasar el top de 12.000 euros". 

La empresa Cuadrifolio comenzó a operar en el año 1985 y se especializó en la organización de actos, congresos y exposiciones -como Las Edades del Hombre-, así como campañas electorales. Entró en concurso de acreedores en el año 2014 y terminó en quiebra.