Público
Público

La Manada Un juzgado de Madrid abre diligencias previas tras la publicación de los datos personales de la víctima de 'La Manada'

La policía enviará en los próximos días un informe sobre los datos recogidos por su unidad de ciberdelincuencia de las mismas páginas y foros que distribuyen esta información.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Cientos de personas protestan frente al Supremo contra la sentencia de 'La Manada'. EFE

El Juzgado de Instrucción Número 30 de Madrid ha abierto diligencias previas tras la publicación de los datos personales de la víctima de La Manada en foros y webs. El pasado sábado, la defensa interpuso ante el juzgado de guardia una denuncia en la que pide medidas cautelares por un presunto delito de amenazas y contra la intimidad de la víctima, según afirman fuentes judiciales a Público.

En los últimos días, varios foros, cuentas de redes sociales y medios digitales han distribuido datos personales sobre la joven madrileña, que incluyen el nombre, DNI, fotos y vídeos de la joven, así como la facultad en la que estudia e imágenes que supuestamente han sido sacadas del vídeo de la violación.

La policía enviará también un informe sobre los datos recogidos por su unidad de ciberdelincuencia de las mismas páginas y foros que distribuyen esta información, pese a que fuentes policiales afirmaron a este medio sobre el envío de dicho documento el pasado sábado. Por otro lado, el abogado de la víctima, Miguel Ángel Morán, ha señalado a Efe que presentará una ampliación a la denuncia una vez que se haya remitido dicho informe. 

A la espera de que el Decanato de Plaza de Castilla asigne un juzgado y ante las posibles medidas que puedan transcender, Forocoches ha decidido actuar por cuenta propia tras una campaña de denuncia en redes sociales y a raíz de que varias de las compañías patrocinadoras de ese foro hayan anunciado la retirada de sus anuncios en de sus páginas.

Otro medio digital de nuestro país ha eliminado los apellidos y fotos de la víctima, mientras que otra web, ligada a grupos de la supremacía blanca de Estados Unidos y el neonazismo, ha mantenido las fotos, el nombre y los apellidos de la joven madrileña.