Público
Público

En libertad Lucas Hernández tras ser detenido por incumplir una orden alejamiento

El jugador de fútbol del Atlético de Madrid y su novia fueron condenados en febrero a trabajos comunitarios por sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar por la pelea que protagonizaron en plena calle.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lucas Hernández en un partido del Atlético de Madrid / EFE

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Madrid ha decretado la puesta en libertad del jugador de fútbol del Atlético de Madrid Lucas Hernández, tras ser detenido por la Policía anoche por quebrantar la orden de alejamiento mutua que tiene en vigor desde febrero con su novia.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el citado juzgado, en función de guardia de detenidos, ha tomado esta decisión después de tomarle declaración y ha remitido las actuaciones al Juzgado de lo Penal número 35, encargado de la ejecución de la sentencia.

Lucas Hernández fue detenido pasado martes en el aeropuerto de Barajas cuando, al pasar los controles de seguridad de la T-4 junto a su novia con la que regresaba de vacaciones de las islas Bahamas, la Policía detectó que ambos tenían en vigor una orden de alejamiento mutuo que les impide acercarse el uno al otro a menos de 500 metros.

Fuentes policiales han señalado que Hernández fue detenido y ella identificada pero no arrestada pues el juzgado no le ha notificado aún que tiene en vigor una orden de alejamiento.

Hernández fue detenido y pasó la noche en comisaría

Por este motivo, Hernández fue detenido y pasó la noche en la comisaría de Moratalaz, de la que a primera hora fue trasladado para prestar declaración en Plaza de Castilla.

Hernández como su novia fueron condenados el pasado 27 de febrero por el Juzgado Penal 35 de Madrid a 31 días de trabajos comunitarios por sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar por la pelea que protagonizaron el 3 de febrero en plena calle.

El juzgado, además, les impidió en su sentencia acercarse o comunicarse por cualquier medio con el otro durante el tiempo de seis meses y les prohibió portar armas durante un año y un día; además de imponerles el pago de las costas judiciales, la mitad para cada uno. Ella también fue condenada con una multa de 180 euros por un delito leve de daños.