Público
Público

Machismo Más de 600.000 personas piden el cese del eurodiputado misógino y nazi

Es el mismo parlamentario polaco que justificó la brecha salarial porque las mujeres son "menos inteligentes y más débiles" que los hombres. También hizo el saludo nazi durante una de sus intervenciones en la cámara europea. 

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:

Janusz Korwin-Mikke, el eurodiputado polaco que siembra el odio en el Parlamento / YOUTUBE

Janusz Korwin-Mikke es el nombre del polémico eurodiputado polaco -líder del "Congreso de Nueva Derecha", formación que recibió cerca del 10 % de los votos en las pasadas elecciones europeas- del que piden su cabeza más de 600.000 firmas en una plataforma de Internet. Su intención es superar las 750.000 ¿Motivos? Hay varios. El más reciente, por su "justificación" de la brecha salarial con estas palabras: "Las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes".

La respuesta llevó en boca de la parlamentaria socialista española Iratxe García: "Sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones con usted. Yo aquí vengo para defender a las mujeres europeas de hombres como usted", le reprendió.

"Pedimos al Parlamento Europeo que suspenda de su cargo al eurodiputado  tras sus comentarios llenos de odio hacia las mujeres"

"Pedimos al Parlamento Europeo que suspenda de su cargo al eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke tras sus comentarios llenos de odio hacia las mujeres y los inmigrantes, y tras haber hecho el saludo nazi en la Eurocámara", clama este movimiento popular que recaba apoyos en la red. 

El comunicado recuerda el momento el que, hace dos veranos, este mismo eurodiputado hizo el saludo nazi durante su intervención. Fue su "particular" forma de protesta contra una proposición alemana para introducir un sistema de billetaje común para los viajes dentro de las fronteras de la UE, incluidos los servicios de tren y autobús.

A la vez que levantaba el brazo, el eurodiputado polaco proclamó su propia versión del lema nazi de ein Volk, ein Reich, ein Führer (un solo pueblo, un imperio, un líder), que Korwin-Mikke modificó ligeramente al cambiar Führer por billete de transporte.


"Estos actos vulneran las normas del parlamento y traicionan los valores de toda la UE, para cuya defensa son elegidos nuestros parlamentarios", lanzan, e invitan a secundar una sanción efectiva contra el político polaco. "Podemos echar a este promotor del odio al que, hasta ahora, solo ha recibido multas simbólicas". Avisan de que ha sido el mismo que ha comparado "a los inmigrantes con excrementos".
"Vamos a instar a nuestros eurodiputados a que echen del parlamento a este personaje sexista, racista y lleno de odio", animan.