Público
Público

Maltrato animal Piden el cese del director de Salud Pública manchego por el escándalo del matadero de Tarancón

CCOO exige la dimisión "inmediata" de Manuel Tordera después de que el TSJ de Castilla-La Mancha haya condenado a la Junta por apartar de su puesto a dos veterinarios que denunciaron malas prácticas y que eran incómodos para la empresa.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Las instalaciones del matadero de Incarlopsa en Tarancón. INCARLOPSA

Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha ha pedido el cese “inmediato y fulminante” del director general de Salud Pública de la Junta, Manuel Tordera, por apartar de su puesto de trabajo a dos veterinarios para “complacer” a una empresa cárnica, tal y como ha informado Público.

El sindicato pide la dimisión tras una dura sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que ha condenado al Gobierno manchego y a la industria porcina Incarlopsa por el “inaceptable” e “inexplicable” proceder de la administración con ambos funcionarios, a los que abrió un expediente disciplinario y trasladó de su lugar de trabajo, después de que estos denunciaran de forma reiterada un incumplimiento de la normativa de bienestar animal en el matadero de cerdos que la compañía posee en Tarancón (Cuenca). Según se desprende del fallo, fue la propia empresa la que solicitó que los veterinarios fueran apartados.

“La Administración parece haber actuado aquí a dictado de la sociedad inspeccionada por motivos que se nos escapan, y parece haber utilizado la vía del expediente disciplinario como forma de apartar a dos funcionarios que la citada empresa consideraba incómodos”, señala la sentencia.

El sindicato, en un comunicado, explica que el responsable de Salud Pública Manuel Tordera fue “advertido por el propio sindicato de la injusticia y trascendencia de sus actos” en una reunión que CCCOO mantuvo con él el 15 de julio de 2016, después de la apertura del expediente y las medidas cautelares tomadas contra ambos veterinarios.

“Esa reunión sirvió para constatar que algo no cuadraba, porque llevando todos los informes, trasladando al director general lo que esto podía suponer para la Junta y pidiéndole que actuase para defender el buen nombre de los funcionarios, su respuesta fue dar vía libre al expediente sancionador y complacer a Incarlopsa apartando de sus puestos de trabajo a los veterinarios, uno de ellos delegado sindical de CCOO”, señala el responsable del Sector Autonómico de CCOO de Castilla-La Mancha, Ramón González.

En su nota, CCOO recoge también las consideraciones de la jefa de servicio, que en un informe aseveraba que las denuncias de los veterinarios “no son constitutivas de infracciones, ya que han actuado en base a lo que han detectado en las inspecciones que realizan según el procedimiento de trabajo de la dirección general de Salud Pública.”

“La sentencia del TSJ-CLM es tan contundente que da respeto tenerla en las manos. Describe una actuación muy grave por parte de la Administración, actuación de la que pueden desprenderse actuaciones judiciales contra su responsable. Por nuestra parte, no entenderemos que esto pueda tener una solución distinta al cese inmediato y fulminante del director general de Salud Pública Manuel Tordera”, zanja el sindicato.