Público
Público

Igualdad Animal Animalistas denuncian el maltrato en la granja de pollos de un proveedor de Lidl

Igualdad Animal muestra imágenes de una granja en West Country donde alrededor de 150.000 animales son hacinados durante 40 días, desde que nacen hasta que pasan al matadero. El dueño de la granja ha decidido suspender la producción.

Publicidad
Media: 4.63
Votos: 8
Comentarios:

Imagen de uno de los cobertizos donde se encuentran los pollos / Igualdad Animal

Una investigación encubierta entre mayo y junio de la organización internacional Igualdad Animal muestra las precarias condiciones y el cruel trato que reciben los pollos de una granja en West Country que suministra carne a Faccenda, el segundo mayor proveedor de carne en Reino Unido. Faccenda trabaja con grandes empresas como Lidl, Asda (supermercados) o Nando's (cadena de restauración).

Ante las imágenes registradas, Igualdad Animal denuncia el hacinamiento masivo de alrededor de 150.000 de pollos en cuatro cobertizos gigantes. En este establecimiento, la esperanza de vida de estos animales es escasa, pues no pueden llegar a la vida adulta. The Independent especifica que estos pollos solo llegan a los 40 días de vida antes de pasar al matadero. Para sorpresa de los animalistas, lo que encontraron en la granja fueron animales enfermos y con notables deformaciones físicas.

Son engordados en un periodo de tiempo muy corto, para incrementar exponencialmente los beneficios económicos y rentabilizar en procesos de tiempo y cantidad en producción: Este método favorece que el precio final del pollo en los establecimientos sea de 3 libras cada uno. Ante esto, muchos pollos no son capaces de levantarse por su peso- o, incluso, puede llegar a que se rompan sus patas por su excesivo tamaño- lo que impide que puedan llegar a los bebederos de agua y mueran lentamente. El suelo en el que se encuentran, una mezcla de amoniaco y las propias heces de los animales, acaba siendo corrosivo, lo que hace que los pollos tengan numerosas heridas en el cuerpo por el contacto.

Los pollos son engordados a la fuerza para que la producción sea mayor y más rentable

Miles de polluelos muertos, incapaces de sobrevivir a dichas condiciones, son lanzados diariamente a contenedores de basura, muchos de ellos aún vivos. Los polluelos pueden llegar a estar vivos en los contenedores durante 1 hora, hasta que vienen los trabajadores y les rompen el cuello; Trabajadores que no tienen ningún reparo de lanzar violentamente a los animales cuando hay que trasportarlos.

Soluciones a la fuerza

Según informa The Times, la granja ha suspendido la producción tras las imágenes expuestas en medios de comunicación. Su propietario, Paul Vaughan-France, que insistía en que tenía su propio veterinario, confirmó al periódico británico que consideraría las imágenes "como un buen feedbak" y que haría todo lo posible para trabajar en cada aspecto que pueda con lo que respecta a su buena gestión del negocio. 

"Estas escenas ponen de manifiesto que no podemos presumir de ser líderes en bienestar animal", dice Toni Shephard, directora ejecutiva de Igualdad Animal en Reino Unido y doctora en comportamiento animal, refiriéndose a su país. Igualdad Animal se encuentra presente en 8 países del mundo, incluyendo España.