Publicado: 14.05.2015 14:37 |Actualizado: 14.05.2015 14:37

"Mamá, grita más fuerte para que te oigan los policías y se lleven a papá"

El teléfono de la Fundación ANAR ha recibido más de 363.000 llamadas en el 2014 de niños y adolescentes, pidiendo ayuda por estar en situaciones de riesgo o ser víctimas de violencia. 

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Mesa redonda sobre el ciberacoso y la violencia de género entre adolescentes organizado por Los 40 Principales en El Caixa Forum, Madrid./ B.Gordaliza

Mesa redonda sobre el ciberacoso y la violencia de género entre adolescentes organizado por Los 40 Principales en El Caixa Forum, Madrid./ B.Gordaliza

MADRID.- La Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) ha presentado los resultados del Informe sobre la Violencia de Género del Teléfono ANAR 2014. Entre los testimonios recogidos en las 363.183 llamadas recibidas durante el año 2014 de personas pidiendo ayuda no solo hay adolescentes, también hay mujeres que llaman cuando ven en riesgo a sus hijos. Es el caso de una madre que decidió llamar cuando su hija de 4 años le dijo mientras su pareja le pegaba: "Mamá, grita más fuerte para que te oigan los policías y se lleven a papá".

El Informe lo ha presentado Leticia Mata, directora del Teléfono ANAR (900 20 20 10), en una mesa redonda sobre el ciberacoso y la violencia de género entre adolescentes, organizada por Los 40 Principales.

Los resultados son preocupantes: desde el año 2009 las llamadas al teléfono de casos de violencia de género se han incrementado, 279 recibieron ese año, y en 2014 han sido 1920 las llamadas recibidas. Creciendo del año 2013 al 2014 en un 35%. Pero lo alarmante es que en el 51% de los casos registrados las personas que llaman no identifican ser víctimas de violencia de género.



Del total de 1920 llamadas por violencia de género, 1642 eran casos de menores de edad expuestos a la violencia que sufría su madre, siendo también víctimas de esa violencia. Y 278 eran chicas adolescentes que sufrían violencia de género por parte de sus parejas o ex-parejas.

Una de las causas que apunta ANAR para explicar el aumento de las llamadas, de los casos, tiene que ver con el uso de las nuevas tecnologías (redes sociales). Su informe señala que gran parte de la violencia es ejercida por estos canales.

Detrás del teléfono ANAR hay un equipo de psicólogos, apoyados por abogados y trabajadores sociales, que hacen un trabajo de acompañamiento y escucha. Cuando reciben una llamada atienden la primera necesidad de la persona que es de apoyo y orientación psicológica, luego tratan que identifique que es víctima de violencia, y después le ofrecen asesoramiento jurídico.

El teléfono de la fundación, gratuito, confidencial y anónimo (900 20 20 10), es un programa que se puso en marcha en 1994. Durante estos 21 años han recibido más de 3,5 millones de llamadas. La causa que hay detrás una situación de riesgo o de violencia en cualquiera de sus formas en niños y adolescentes. Desde el año 2009 el Ministerio de Igualdad tiene un convenio con la ANAR, para trabajar juntos y coordinarse: todas las llamadas que recibe de menores el teléfono 016 para la violencia de género se derivan a la fundación.