Público
Público

La Manada El juez del voto particular de 'La Manada' absolvió a un padre acusado de abusar de su hija menor al no mostrarse "incómoda"

Los hechos sucedieron en septiembre de 2013, cuando varios testigos denunciaron que el progenitor entró con su hija en un autobús de línea de Pamplona. "Y con ánimo lascivo y libidinoso, [el acusado] comenzó a tocar el trasero de la niña, tras meterle la mano dentro del pantalón y dentro de la braga, mientras le decía: 'A ti te tocan tu padre y tu madre'".

Publicidad
Media: 3.24
Votos: 17

Ricardo González. EFE/Archivo

El juez que votó a favor de la absolución de La ManadaRicardo González, también absolvió en diciembre de 2015 a un padre de abusos a su hija menor porque la niña no se mostró "inquieta o perturbada", según informa Diario 16. En este caso, el tribunal dictaminó un fallo de absolución sin voto particular, a diferencia de la reciente sentencia, que sí condenó por abuso -no por violación- a nueve años de cárcel a cada miembro de La Manada.

Los hechos sucedieron en septiembre de 2013, cuando varios testigos denunciaron que el padre entró con su hija en un autobús de línea de Pamplona. "Y con ánimo lascivo y libidinoso, [el acusado] comenzó a tocar el trasero de la niña, tras meterle la mano dentro del pantalón y dentro de la braga, mientras le decía: 'A ti te tocan tu padre y tu madre'".

González, ponente de la sentencia, argumentó que la menor "no mostró signo alguno de encontrarse o sentirse incómoda, intranquila, inquieta o perturbada, ni mediante palabra ni por medio de gestos o cualquier tipo de acción que llamase la atención ni del conductor del autobús ni de otros viajeros".

Respecto a la frase "A ti te tocan tu padre y tu madre", el magistrado la considera "irrelevante". Es más, cree que "sólo puede ser tomado como algo demostrativo de esa falta de connotación sexual que el tipo penal exige" y alega que el padre se puso "en pie de igualdad con la madre de la menor", según recoge Diario 16.

Por último, Ricardo González señaló que el padre, para quien la Fiscalía solicitaba cuatro años de cárcel tras rebajarle la pena en el juicio oral, no tenía "en su mente ni en su ánimo, ni por asomo, intención alguna teñida de ese lascivo ánimo (menos aún en un autobús urbano, a la vista de cuantos pasajeros pudiera tener), a no ser que se quiera hacernos creer que similares comportamientos obscenos también eran propios de la madre de la menor".

En el caso de la La Manada, cuyo tribunal estuvo bajo vigilancia "por retraso en el señalamiento de vistas", González dio por hecho que la joven madrileña no sintió dolor mientras era penetrada contra su voluntad por varios hombres en un portal.