Público
Público

'La Manada' pedirá su absolución basándose en el voto particular del juez González

El abogado de cuatro de los acusados solicitará el lunes la libertad de sus clientes mientras prepara el recurso ante el Tribunal Superior de Navarra

Publicidad
Media: 2.29
Votos: 7

El abogado Agustín Martínez Becerra (i), defensor de cuatro de los cinco miembros de 'La Manada', llega al Colegio de Abogados de Zaragoza para participar en una mesa redonda sobre los juicios paralelos. EFE/ Javier Cebollada

La defensa de cuatro de los cinco miembros de “La Manada” pedirá al Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) su absolución basándose en los argumentos del voto particular del magistrado Ricardo González, que sostiene que no cometieron ningún delito sexual, según confirmó a Público Agustín Martínez, abogado de José Ángel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero.

El letrado, que participó este viernes en una mesa redonda sobre juicios paralelos en el Colegio de Abogados de Zaragoza, avanzo también que este mismo lunes pedirá a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra la excarcelación de sus clientes, una medida que ya ha apoyado González, aunque sin éxito al quedar en minoría frente a sus compañeros de tribunal José Francisco Cobo y Raquel Fernandino, autores de la sentencia que condena a los cinco miembros de “La Manada” (los anteriores más el soldado Alfonso Jesús Cabezuelo) a nueve años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales.

Los cinco acusados llevan privados de libertad desde su detención el 8 de julio de 2016, con lo que el primer tramo de la prisión preventiva vence el 7 de julio de este año, aunque, al existir una condena en primera instancia esa situación se puede prorrogar hasta tres años más, uno por encima del límite para presos sin juzgar.
Eso da un plazo de tres años y 71 días para que el TSJN y el Supremo se pronuncien sobre los previsibles recursos de las partes, cuyo plazo de presentación finaliza el 11 de mayo.

"Ecos” de una “rechazable” forma de enjuiciar

El voto particular de González, que vio en la víctima “excitación sexual” y que mantiene que “la ausencia de violencia, fuerza o coacción es absoluta” por parte de los acusados, atribuye a la sentencia condenatoria de sus compañeros de tribunal “algún lejano eco con reminiscencias” de lo que él considera una “rechazable forma de encarar” el enjuiciamiento de un delito sexual basándose en la credibilidad del testimonio de la víctima.

En este sentido, señala que “no sería de recibo un discurso que fundase la necesidad de aceptar como prueba suficiente el único testimonio de la víctima en el riesgo de impunidad (…) al referirse a delitos (…) en que habitualmente la víctima es el único testigo directo”.

El abogado Agustín Martínez Becerra, defensor de cuatro de los cinco miembros de 'La Manada', al comienzo de la mesa redonda organizada por el Colegio de Abogados de Zaragoza sobre los juicios paralelos. EFE/ Javier Cebollada

Para González, que utiliza numerosas citas jurisprudenciales tanto del Supremo y del Constitucional como de otros países, entre ellos EEUU y Alemania, las declaraciones de las víctimas “tienen sólo un valor muy relativo” pese a que cumplan los criterios de "verosimilitud, ausencia de incredibilidad subjetiva y persistencia en la incriminación” que, siguiendo la jurisprudencia del Supremo, los tribunales cotejan.

González considera que esas reglas se aplican “a veces indebidamente con cierto automatismo, cual si se tratase de criterios de prueba legal”, cuando, en su opinión, resulta “obvio que el relato de una situación imaginaria, bien construido y hábilmente expuesto, podría perfectamente ser presentado como veraz y pasar por tal, después de haber sido mantenido sin alteración”, señala.

González propone “confrontar” las aportaciones de la víctima “con las de otra procedencia, para tratar de confirmar la calidad de los datos”, lo que equivaldría a aplicar un método similar al que los tribunales utilizan para cotejar la credibilidad de las versiones de los coimputados que comparten banquillo y se acusan entre ellos.

La Fiscalía anuncia su recurso

La Fiscalía ya ha anunciado que recurrirá la sentencia y seguirá sosteniendo que la víctima sufrió una retahila de agresiones sexuales, por las que pidió sendas condenas de 18 años de prisión para cada uno de los acusados, para quienes solicitaba algo más de cuatro por el robo del móvil de la muchacha y por la grabación y difusión de los videos del ataque sexual.

El abogado de la joven, Carlos Bacaicoa, está a la espera de entrevistarse con ella para decidir si también recurre la sentencia.

Tampoco ha trascendido si alguna de las acusaciones, tal y como se especula en medios jurídicos, planteará finalmente la nulidad de la vista y solicitará su repetición por la intervención en la que el juez González, en lugar de formular una pregunta, le dijo a la denunciante que “en cualquier caso, daño, dolor, ha quedado claro que no sintió usted”.