Público
Público

La Manada Txupinazo de Sanfermines: camisetas blancas en la plaza y negras en las redes

La campaña para que las mujeres fueran vestidas de negro en señal de rechazo a la libertad de los cinco miembros de 'La Manada', no ha tenido reflejo en la Plaza del Ayuntamiento durante el txupinazo, pero sí en las redes sociales.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Txupinazo Sanfermines 2018 / EFE

La plaza del Ayuntamiento estaba abarrotada este mediodía cuando el tradicional txupinazo inauguró las festividades de los Sanfermines de este año. Y como cada seis de julio, las camisetas blancas (o algo granates por el vino) y los pañuelos rojos han sido los protagonistas de este estreno bicolor. La llamada de los grupos feministas a que las mujeres vistieran de negro en señal de luto y protesta por la decisión de la Audiencia de Navarra de dejar en libertad provisional a los cinco miembros de la Manada, no ha tenido reflejo en la plaza. 

Las redes sociales, sin embargo, se han vestido de negro. Muchas activistas que a lo largo de los últimos días habían distribuido mensajes llamando a las mujeres a vestir de luto, han ido colgando a lo largo de la mañana fotos y mensajes en los que vestían de negro.

La llamada a esta acción, que corrió por las redes desde hace una semana llamaba a las mujeres a vestir de negro en el txupinazo. Desde Valencia, una grupo de mujeres propusieron que esta acción se extendiera a todas las mujeres del país, para solidarizarse con la campaña, aunque no asistieran a los Sanfermines. Otra campaña más extrema había llamado a las mujeres directamente a boicotear las fiestas y no asistir este año al tradicional txupinazo.

Las organizaciones feministas de Pamplona, así como por varios organismos implicados en las celebraciones, criticaron duramente tanto el cambio de vestimenta como la llamada al boicot. Argumentaban que no cabía desvirtuar unas fiestas tradicionales y en las que, además, llevan décadas de lucha contra las agresiones sexistas y son un modelo de actuación.

Vertieron duras críticas, también, al hecho de que la campaña en redes sociales se ha realizado "sin consenso, sin contraste alguno y sin un objetivo claro", y la calificaron como una "injerencia externa" y en algunos casos "oportunista" que "debilita" su labor.

Si la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona se teñía de blanco y rojo, las redes sociales comenzaban a ir a negro. Varias organizaciones, agrupaciones, partidos políticos, sindicatos y mujeres a título individual se sumaron a la campaña utilizando los hashtags #Alertafeminista, #NoesNO, #Yositecreo o #Camisetanegra. 

Un amplio espectro de organizaciones navarras han lamentado la aparición en las últimas semanas en las redes sociales de "diferentes iniciativas de dudosa procedencia, muchas anónimas y otras que, con la supuesta intención de empoderar a las mujeres, atacan a una ciudad que ha sido y es ejemplo internacional de la lucha contra las agresiones sexistas".

Motxila 21 da la salida

A las 12 de la mañana desde el balcón de la casa Consistorial de Pamplona se inauguraron los 9 días de fiesta ininterrumpidas de la ciudad. La mecha la encendieron esta año Ibai y Leyre, miembros de la Asociación Motxila 21, un grupo de música formado por personas con síndrome de Down. Se trata de la primera vez que personas de este colectivo tienen el protagonismo en estas fiestas. Desde los últimos tres años, el alcalde delega en los pamploneses y pamplonesas la decisión de quién encenderá la mecha por votación popular.