Público
Público

pobreza energética Mantas y velas para protestar contra la pobreza energética

Representantes y ciudadanos se han concentrado ante la Puerta del Sol de Madrid para reclamar una ley que reconozca la pobreza energética y plantee soluciones eficaces.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

Concentración este viernes en Sol contra la pobreza energética / EFE 

Equipados con mantas y velas, representantes de 20 organizaciones diferentes se han concentrado en la puerta del Sol de Madrid este viernes 17 de febrero, Día Europeo de la Lucha contra la Pobreza Energética. Lo que reclaman es una ley sobre Pobreza Energética. "Hay que ponerle nombre, las personas que sufren pobreza energética deben estar reconocidas por ley", ha señalado uno de los representantes de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

De la misma forma han manifestado su rechazo al nuevo Real Decreto-Ley 7/2016 que regula la financiación del bono social eléctrico junto con otras medidas de protección a consumidores vulnerables, ya que, a su juicio, presenta graves deficiencias para ser efectivo y no servirá para acabar con la pobreza energética, además de resultar gravemente discriminatorio hacia las pequeñas comercializadoras y consumidores. 

Concentración este viernes en Sol contra la pobreza energética / EFE

En este sentido, Carlos Martínez, de Comisiones Obreras y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ha indicado a Público que las medidas que se han ido tomando en esta cuestión son insuficientes. "Nosotros lo que pedimos es una solución definitiva y clara. Estamos aquí para seguir manteniendo la tensión política y social y que el tema siga vivo". 

De esta forma, las organizaciones que se han congregado han reiterado la necesidad urgente de elaborar una Ley contra la Pobreza Energética que defina esta situación, establezca medidas para reducir sus causas estructurales y garantice el acceso a la energía a los hogares en situación de vulnerabilidad.

Además, reclaman que se regule un bono social energético que incorpore no sólo el suministro eléctrico, sino también el de gas natural y otros combustibles con los que se calientan el 65% de los hogares. Tal y como argumentan, la energía es un bien común esencial y debe gestionarse con las obligaciones de servicio público que ello conlleva, como ya reconocía en el año 2013 el Comité Económico y Social Europeo en su dictamen sobre pobreza energética en Europa.

"La situación que ha atravesado y está atravesando España con la crisis ha provocado que muchas familias no puedan pagar la luz, ni el butano ni el gas. Hay gente pasando frío y hay que tomar medidas eficaces", ha indicado Carlos Martínez.