Público
Público

Matrimonio igualitario Brenda y María José podrán inscribir a su hijo Lennon en el Registro Civil

La resolución favorable de la Dirección General de Registros y Notarios a su reclamación abre la puerta a que otras parejas de mujeres simplifiquen los trámites y a optar por otras formas de quedarse embarazadas.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:

Brenda y María José con sus hijos Lennon, Fionn y Nayara, mostrando la resolución a su favor

Varios meses, muchos trámites y una campaña pública de apoyo que recabó más de 100.000 firmas han tenido que transcurrir antes de que Brenda Kelleher y María José Torres pudieran inscribir a su hijo Lennon como parte de la familia. Ahora, la Dirección General de Registros y Notarios (DGRN) les ha dado la razón y resuelve el recurso que presentaron el pasado seis de febrero a su favor. Esta institución reconoce , finalmente, que Lennon tiene dos madres, sin obligarlas a que presenten el certificado de la clínica de reproducción asistida, trámite que se exige aún a los matrimonios formadas por dos mujeres para inscribir a sus hijos.

"¡Lo hemos conseguido! La dirección de Registros ha reconocido que Lennon tiene dos mamás" afirman Brenda y María José en su blog. Dentro de unos días, Lennon estará en el libro de familia junto a ellas y a sus dos hermanos Fionn y Nayara, mellizos de siete años. Hasta ahora la familia estaba obligada a tener dos libros de familia distintos: uno en el que estaban Brenda, María José y los mellizos y otro distinto en el que sólo figuraban Brenda y Lennon. Es decir, no se lo había reconocido como parte de su propia familia. 

Se daba el caso, además, de que Brenda es Irlandesa, por lo que Lennon hasta el momento no tenía documentos, ni seguridad social y era apátrida porque no se le reconocía la nacionalidad española ni la Irlandesa.

Una puerta abierta a otras familias

Esta decisión puede abrir la puerta a que otros matrimonios formados por dos mujeres tengan más facilidad a al hora de inscribir a sus hijos en el registro civil. Desde la aprobación de la Ley de matrimonio igualitario en 2005 los registros civiles exigen a las madres un documento que justifique que la pareja dio su consentimiento a un procedimiento de reproducción asistida. 

"Es una injusticia y nos negamos a esta discriminación. A ninguna pareja formada por un hombre y una mujer les pide ningún tipo de papeles o pruebas de paternidad. Simplemente se asume ésta porque ambas partes están de acuerdo y se registra a los hijos sin más trámites", comentaba María José a la hora de presentar la reclamación ante la DGRN.

"Esto abre una puerta a todas las las mujeres que vengan detrás de nosotras"

De hecho  la Ley no exige este papel. Lo que dice es que "cuando la mujer estuviere casada... con otra mujer, esta última podrá manifestar conforme a lo dispuesto en la Ley del Registro Civil que consiente en que se determine a su favor la filiación respecto al hijo nacido de su cónyuge". Sin embargo, los registros civiles interpretan que se debe exigir un documento que lo acredite, cosa que no pasa en las parejas heterosexuales, en las que se da por supuesta la paternidad.

Es por esto que iniciamos la campaña. Porque presentar los documentos nos parecía una intromisión en nuestra intimidad y una discriminación flagrante", comentó María José al iniciar la reclamación.

De hecho, la manera en la que está redactada a la resolución de la Dirección General de Registros y Notarios "realmente abre una puerta para todas las parejas que vengan detrás de nosotras", afirman en su blog. La resolución reconoce que "cabe colegir que la intención del legislador ha sido facilitar la determinación de la filiación de los hijos nacidos en el marco de un matrimonio formado por mujeres, independientemente de que hayan recurrido o no a técnicas de reproducción asistida". 

"Esto, como ha dicho alguno de los abogados que ha seguido de cerca nuestro caso, es un ladrillo en la historia de la igualdad LGTB en este país y abre las puertas a otras opciones de embarazo que hasta ahora no eran una opción para las parejas de mujeres en España", concluyen.