Publicado: 05.07.2016 20:40 |Actualizado: 06.07.2016 13:03

Un mayordomo mata a un compañero de profesión y a la directora de una sucursal bancaria en Barcelona

Tras cometer los dos crímenes, el asesino, un hombre de 48 años, se suicidó. Los Mossos investigan el móvil y la relación entre el agresor y las víctimas.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:
Miembros de los servicios funerarios trasladan el cadáver del hombre de 48 años localizado en un piso muy cerca de la entidad bancaria donde ha muerto a puñaladas su directora./ ANDREU DALMAU (EFE)

Miembros de los servicios funerarios trasladan el cadáver del hombre de 48 años localizado en un piso muy cerca de la entidad bancaria donde ha muerto a puñaladas su directora./ ANDREU DALMAU (EFE)

BARCELONA—. Los Mossos d'Esquadra aún investigan qué llevó a un hombre de unos 50 años, mayordomo de profesión, a matar en primer lugar a otro mayordomo de origen filipino en un piso del barrio de Sarrià en Barcelona y, minutos después, a la directora de una oficina bancaria cercana. Tras cometer los dos crímenes, el agresor huyó hasta un puente donde se quitó la vida lanzándose al vacío. 

Todo ocurrió el martes por la mañana. El asesino mató de varias puñaladas a un mayordomo de origen filipino de 48 años en un piso de la calle Sebastian Bach. Tras cometer este primer crimen, el agresor se dirigió a la oficina bancaria situada en la cercana calle Ganduxer. Eran las 11.20 horas. El hombre irrumpió en la oficina y, por motivos que aún se investigan, apuñaló hasta una docena de veces a la mujer, de 42 años. La directora de la oficina fallecía minutos después en el Hospital Clínic de Barcelona.



Según fuentes cercanas al suceso, cuando el hombre entró en la oficina se dirigió directamente a la mujer, le asestó media docena de puñaladas y se marchó, sin atacar a ningún otro empleado ni a ningún cliente de la oficina bancaria.

Tras cometer este segundo crimen, el agresor se dirigió hacia un puente del túnel de la Vía Augusta, a la altura de General Mitre, desde donde saltó. Tras precipitarse al vacío, fue atropellado por un autobús. El accidente le causó múltiples heridas y fue trasladado en estado crítico al hospital del Valle de Hebrón de Barcelona, donde falleció poco después.

Poco después el dueño del domicilio en la calle Sebastian Bach, para quien trabajaba la primera víctima, encontró el cadáver del mayordomo de origen filipino con evidentes heridas de arma blanca.

Todas las hipótesis se mantienen abiertas, incluida la del robo, aunque la actuación del agresor no encaja con el patrón habitual de los atracos a entidades bancarias. Los Mossos d'Esquadra investigan, entre otros aspectos, si había vínculos personales entre la directora de la entidad y el agresor, si este era cliente de la oficina o si se trata de un perturbado. También están analizando que relación existía entre el agresor y el mayordomo de origen filipino hallado muerto en el piso de la calle Sebastian Bach.

Tras conocer el suceso, el sindicato independiente FINE ha difundido una nota de prensa en la que condena "la muerte violenta de la trabajadora de la oficina de Catalunya Banc ubicada en la calle Ganduxer de Barcelona. FINE envía un mensaje de apoyo a la familia de la fallecida [...] y reclama que se investigue lo sucedido para esclarecer los hechos y pide  más seguridad tanto para los trabajadores como para los usuarios de las oficinas bancarias".

Etiquetas