Publicado: 19.11.2015 21:57 |Actualizado: 19.11.2015 21:57

McDonald's abre en la casa histórica de un hijo del mayor enemigo de Mao

Polémica en China por la decisión del Gobierno de la ciuidad de Hangzhou, cuna del sector privado chino, de ceder el uso de un lugar histórico a empresas para rentabilizar el mantenimiento del inmueble

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de la residencia del antiguo líder taiwanés y del Partido Nacionalista Chino (Kuomintang, KMT) Chiang Ching-kuo, hijo de Chiang Kai-shek, convertida en un McDonald's en Hangzhou (China). EFE/Long Wei

Fotografía de la residencia del antiguo líder taiwanés y del Partido Nacionalista Chino (Kuomintang, KMT) Chiang Ching-kuo, hijo de Chiang Kai-shek, convertida en un McDonald's en Hangzhou (China). EFE/Long Wei

SHANGHAI.-  Ironías de la historia: la que fue residencia oficial de un hijo del líder nacionalista Chiang Kai-shek poco antes de perder la guerra civil contra los comunistas de Mao Zedong es hoy el centro de una fuerte polémica por acoger un café de la cadena McDonald's.

No es la primera vez que estalla en China una corriente de rechazo popular por el uso comercial de lugares históricos, sobre todo para franquicias de comida rápida, como ya ocurrió en los últimos años con cafeterías Starbucks en el bucólico templo Lingyin de Hangzhou (este), o en la mismísima Ciudad Prohibida de Pekín.



Sin embargo, ahora la polémica tiene una carga especial de ironía histórica y simbólica, ya que se trata de una antigua residencia del antiguo presidente taiwanés y líder del Partido Nacionalista Chino (Kuomintang, KMT) Chiang Ching-kuo, hijo del "generalísimo" Chiang Kai-shek, que rigió China hasta 1949.

Tras perder la guerra civil, los comunistas proclamaron la República Popular en octubre de 1949 y el Gobierno nacionalista del KMT se exilió en la isla de Taiwán, donde a la muerte de Chiang padre siguió en la presidencia (de 1978 a 1988) su hijo, protagonista involuntario del actual revuelo.

La casa de la discordia, construida en 1931, es una de las antiguas villas de vacaciones para altos cargos construidas a orillas del famoso Lago Occidental (Xihu) de Hangzhou, en un entorno tranquilo, rodeado de sauces y un horizonte de montañas con cultivos de té, en uno de los lugares más turísticos del país.

El Gobierno de esta próspera ciudad, capital de la provincia de Zhejiang, cuna del sector privado chino y famosa en toda Asia por la habilidad de sus habitantes para los negocios, decidió que tras restaurar el edificio, para rentabilizar el coste de la operación y su mantenimiento sería necesario alquilar parte de la villa.

Ante la dificultad para encontrar otros arrendatarios (ya que Chiang, después de todo, es una figura histórica pero políticamente opuesta al PCCh, que gobierna el país desde 1949), finalmente se alquiló un piso superior a Starbucks, desde hace dos meses y, desde el pasado fin de semana, otro espacio para un McCafé, con capacidad para 100 asientos.

Aunque se había propuesto convertir la antigua residencia de Chiang en un museo, las autoridades responsables lo descartaron, como explicó al "Diario de la Juventud" un portavoz del Gobierno provincial de Zhejiang.

"Chiang Ching-kuo sólo estuvo en esa casa brevemente (un mes de 1948, poco antes de la derrota definitiva del KMT y su retirada a Taiwán), y lo que quedaba en pie era sólo la estructura exterior principal", dijo el portavoz.La casa "por dentro no se parece nada a como solía ser cuando los Chiang vivieron ahí, así que no tiene sentido convertirla en museo", añadió.

No es de la misma opinión el propio nieto de Chiang y bisnieto de Chiang Kai-shek, el empresario taiwanés Demos Chiang, que protestó curiosamente en la red social más popular en mandarín, Weibo (conocida como el "Twitter chino"). "No lo entiendo, abrir un McDonald's en la villa... ¿Cómo encaja eso exactamente con las normativas sobre el uso adecuado de lugares de patrimonio cultural?", escribió el descendiente de ambos líderes nacionalistas, que entre ambos ostentaron el poder en Taiwán de 1949 a 1988 entre los dos.

Algunas voces en China también han criticado el uso del edificio, como el especialista en conservación de edificios históricos Zhou Fuduo, de la Universidad de Zhejiang, que insistió en el peso de la residencia como un símbolo de una historia común a ambos lados del estrecho de Formosa.

De hecho, cuando las autoridades, como es habitual en China, recogieron en enero pasado las sugerencias del público sobre su decisión, un 90 por ciento de los participantes mostraron su rechazo (oposición que también se ha manifestado de forma ácida en las redes sociales) Zhou puso ese argumento sobre la mesa.

"Defendimos que el valor sociocultural de la villa es mayor que su valor comercial, pero al final nuestra propuesta fue ignorada", lamentó Zhou al "Diario de la Juventud", órgano de la Liga de la Juventud de China.

Con todo, el edificio de la discordia solo fue habitado por Chiang Ching-kuo y su familia entre octubre y noviembre de 1948, y durante más de medio siglo no tuvo ninguna protección estatal por su condición histórica, hasta que la propia Hangzhou la incluyó en su patrimonio cultural en 2003. 

Etiquetas