Publicado: 26.11.2015 16:38 |Actualizado: 26.11.2015 16:38

Miles de personas sin hogar salen a la calle en 50 ciudades para reclamar dignidad y una nueva oportunidad

El próximo 29 de noviembre se celebra el Día de las Personas sin Hogar, por ello todas las entidades que trabajan con personas sin hogar han celebrado distintas actividades para visibilizar la situación en la que viven más de 35.000 personas en España.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Un manifestante sujeta una pancarta que pone: "Solo falta que nos quiten lo bailao", en la protesta convocada por la plataforma "Nadie Sin Hogar", en Madrid. 26 de noviembre de economía 2015. REUTERS / Paul Hanna

Un manifestante sujeta una pancarta que pone: "Solo falta que nos quiten lo bailao", en la protesta convocada por la plataforma "Nadie Sin Hogar", en Madrid. 26 de noviembre de economía 2015. REUTERS / Paul Hanna

MADRID.- Con el lema "Porque es posible. Nadie sin hogar" miles de personas han salido a la calle en más de 50 ciudades españolas para reclamar dignidad y compromiso para conseguir que nadie carezca de hogar y tenga un nueva oportunidad.

Con motivo de la celebración del Día de las Personas sin Hogar, el próximo 29 de noviembre, Cáritas y todas las entidades que trabajan con personas sin hogar -como la Federación de Asociaciones de centros para la Integración y Ayuda a Marginados y la de Entidades de apoyo a personas sin Hogar- han celebrado distintas actividades para visibilizar la situación en la que viven más de 35.000 personas en España, según las organizaciones.

En Madrid, varios cientos de personas han participado en una marcha festiva, que ha partido de la Puerta del Sol y finalizado en la Plaza de Callao, donde se ha construido una casa con las paredes de cartón para reclamar un hogar para todo el mundo.



Que nadie carezca de hogar

"No somos basura somos personas y muchas estamos en la calle por falta de trabajo"

"No somos basura somos personas y muchas estamos en la calle por falta de trabajo", ha asegurado Juan Hidalgo, de 65 años, que vive en el albergue Santamaría de la Paz, en Madrid, y que pasó más de cuatro meses durmiendo en un coche tras cerrar el taller de coches que regentaba.

Manuel Vicente, perito judicial de 52 años, también está en un centro de acogida, gracias a Cáritas. "El primer día que me vi en la calle me sentí estafado y con un enorme vacío. Miraba en mi interior y me preguntaba en que había fallado. Salí de un castillo, para meterme en un foso".

Otro de los rostros de personas sin hogar es el de Loli, de 52 años, acogida en el centro Juan Luis Vives, quien ha pedido a otras personas que viven una situación similar a ella que "se quiten las máscaras y dejen de ser invisibles" para intentar reconstruir sus vidas.

El manifiesto para celebrar este día destaca que "la vivienda es hogar, seguridad, amigos, cariño y familia, además de salud, empleo y dignidad".

Por ello, las personas sin hogar que han llegado a esta situación por diferentes motivos, "algunas personales, pero otras sociales", reclaman a los partidos políticos que se comprometan para garantizar que una persona "no se quede en la calle por una enfermedad mental, un divorcio, un desahucio o una adicción".

El responsable del programa personas sin hogar de Cáritas, Enrique Domínguez, ha advertido de que con la crisis el rostro de la persona sin hogar "se ha rejuvenecido y feminizado".