Público
Público

Más de un millón de niños refugiados huyen de Sudán del Sur para escapar de la violencia

Los últimos datos de la ONU advierten que los niños y niñas representan el 62% de los más de 1,8 millones de refugiados sudaneses. La mayoría de los que huyen llegan a Uganda, Kenia, Etiopía y Sudán.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Mujeres y niños recogen agua de un pozo en un campamento de Sudán del Sur.REUTERS / Jok Solomun

Más de un millón de niños refugiados escapan de Sudán del Sur huyendo de la violencia, así lo indican los últimos datos de la ONU. Los niños y niñas representan el 62% de los más de 1,8 millones de refugiados sudaneses. La mayoría han llegado a Uganda, Kenia, Etiopía y Sudán.

En el interior de Sudán del Sur, más de mil niños han sido asesinados o heridos desde que comenzó el conflicto en 2013, mientras que alrededor de 1,4 millones de menores han sido desplazados internamente.

Además, cerca de tres cuartas partes de los niños y niñas del país no van a la escuela, el porcentaje más alto de menores no escolarizados a nivel mundial.

ACNUR y UNICEF advierten que en estos casos los niños sufren traumas, trastornos físicos, miedo y estrés,  pero esto es "solo una parte del peaje que se está cobrando esta crisis".  Asimismo avisan de que  los menores corren el riesgo de ser reclutados por parte de las fuerzas y grupos armados y, con las estructuras sociales tradicionales dañadas, son muy vulnerables a la violencia, los abusos sexuales y la explotación.

A la situación que viven las familias de refugiados que huyen hacia países vecinos en busca de refugio y seguridad se une el hecho de que durante la temporada de lluvias los niños corren un alto riesgo de protección y salud vinculados a la ausencia de un refugio adecuado.

Además, ambas ONG's reclaman más apoyo "para asegurar que cada familia de refugiados tenga un lugar seguro en el que vivir, al igual que ayuda humanitaria urgente como comida, agua, protección, educación y asistencia médica".