Público
Público

Miss Perú 2018 Las candidatas a Miss Perú dan las cifras de feminicidios en lugar de sus medidas físicas

Las aspirantes a ser la mujer más guapa de Perú convierten el certamen de belleza en una reivindicación contra la violencia machista

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:

Imagen del certamen de Miss Perú 2017, que se convirtió en un alegato contra la violencia machista./ YOUTUBE

"Mi nombre es Camila Canicoba y represento a Lima. Mis medidas son 2.202 casos de feminicidios reportados en los últimos nueve años en mi país". "Mi nombre es Juana Acebedo y represento a Lima. Mis medidas son: más del 70% de las mujeres de nuestro país es víctima del acoso callejero". Y así hasta 23 mensajes denunciando la violencia machista en la voz de 23 aspirantes a ser la mujer más guapa de Perú. El certamen de belleza se convirtió en un acto reivindicativo cuando las modelos aprovecharon su escaso minuto de gloria ante el micrófono sustituyendo los números de sus medidas físicas por las cifras de mujeres y niñas agredidas o muertas en Perú a consecuencia de la violencia de género.

Todas las candidatas repitieron el mismo esquema: Su nombre, el departamento al que representan y una cifra: "Mi nombre es Melody Calderón y represento al departamento de la Libertad. Mis medidas son: el 81% de agresores a niñas menores de cinco años son cercanos a la familia". "Soy Diana Rengifo, de Ucayali, y más de 300 mujeres en mi departamento son agredidas física y psicológicamente".

Cristian Rivero, el conductor del Miss Perú 2018, explicó al finalizar la presentación de cada una de las modelos que el certamen estaría dedicado este año, en cada una de sus secuencias, a enviar un mensaje en contra de la violencia machista que azota al país. "No queremos un país con más violencia. No sólo se trata de estas 23 mujeres. Se trata de todas las mujeres que tienen derecho y merecen respeto. No más violencia. Este es el mensaje de este Miss Perú", dijo el presentador.

Cuando las 13 finalistas desfilaron en traje de baño, la organizadora del certamen, Jessica Newton, afirmó que "las mujeres son libres de actuar y vestir como deseen" y que no por ello alguien puede sentirse con el derecho de "faltarles al respeto, etiquetarlas y mucho menos tocarlas". Durante el desfile, se proyectaron portadas y recortes periodísticos sobre feminicidos ocurridos en el Perú.