Publicado: 07.11.2016 20:30 |Actualizado: 07.11.2016 23:27

"Es el momento de visibilizar otras formas de agresiones sexuales a las mujeres"

Miles de personas se concentran el 7-N en Madrid contra la violencia machista. Este año se centra en los tipos de acoso y abusos sexuales que, tal y como denuncian las organizaciones feministas, siguen pasando desapercibidos a nivel legal y estatal. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Pancartas contra la violencia machista durante el 7-N / EFE

Pancartas contra la violencia machista durante el 7-N / EFE

MADRID. - Un año más, diferentes movimientos feministas y miles de personas han vuelto a concentrarse en Madrid para exigir el fin de la violencia machista. Tras el éxito cosechado el año pasado, el movimiento del 7-N ha vuelto a salir a la calle al grito de "No a las agresiones sexuales".

En un ambiente de música y cánticos feministas, las mujeres se han hecho oír frente al Museo del Prado y han dejado claro que el movimiento del 7-N ha venido para quedarse. Por segundo año consecutivo se ha reclamado un pacto de Estado contra la violencia machista y han pedido que se recojan todos los tipos de violencia, más allá de la que se da en el seno de la pareja o expareja. Es el caso de las agresiones y el acoso sexual que sufren las mujeres diariamente. "No quiero ser valiente por la noche, quiero ser libre" rezaba una de las pancartas de la concentración.



Lo que se proponen estos colectivos el 7-N es visibilizar otras formas de violencia cotidianas que no cuentan con amparo ni protección institucional ni legal, como ocurre con determinados tipos de acoso y con las agresiones sexuales. Por ejemplo, las que se producen en el ámbito estudiantil: "Las universitarias también vivimos el machismo en las aulas. Llevamos mucho tiempo reivindicando protocolos específicos contra el acoso, es incomprensible que la Complutense no tenga ninguno, aunque sabe que se dan casos. Las instituciones no hacen nada y los profesores tienen total protección", comenta Carlota, del Bloque Feminista Estudiantil.

Manifestantes durante la concentración del 7-N en Madrid / EFE

Manifestantes durante la concentración del 7-N en Madrid / EFE

Junto a ella se encuentran Paula y Carmen, también componentes de la organización, que reclaman una educación y una formación específica desde pequeños para que las jóvenes sean capaces de detectar formas sutiles de violencia y control no solo con su pareja, sino en su entorno. "Tenemos asimiladas ciertas actitudes y hay chicas que no reconocen situaciones de violencia porque no recibimos información al respecto. No hay educación sexual que nos enseñe a identificar estas realidades "han lamentado.

Responsabilidad política

Clara Serra, responsable del Área de Igualdad y Feminismos del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, exige al gobierno y al Estado una acción concreta y efectiva contra este tipo de violencia. "Tenemos una ley de violencia de género que solo reconoce la violencia entre la pareja o expareja y eso limita mucho lo que es violencia machista. Hay que repensar la ley y visibilizar lo que ocurre en nuestro entorno" ha comentado a Público.

Serra considera los recortes a esta ley responsables de la falta de recursos y ayudas que tiene la mujer ante determinados casos de violencia. En concreto, las ayudas para violencia de género han sido este año de 25,2 millones de euros, un 11% menos que el año anterior, según destaca la plataforma del 7-N en su manifiesto. 

En la concentración de este 7-N en Madrid / EFE

En la concentración de este 7-N en Madrid / EFE


"Esta falta de recursos repercute directamente en la mujer, porque no hay psicólogos especializados, ni jueces con la formación necesaria para apoyar a las mujeres. No se ha podido llevar a cabo todo el proceso de formación, lo que lleva, por ejemplo, a poner en duda el testimonio de las mujeres en el caso de la judicatura", denuncia la responsable de Igualdad de Podemos.

En la misma línea se ha manifestado su compañera Tania Sánchez que ha dicho a Público que "determinadas agresiones no se consideran delito sexual porque no se producen en el ámbito de la pareja. Tiene que haber políticas públicas que intervengan sobre todo el sistema machista. Hasta que no acabemos con el machismo, no acabaremos con la violencia machista".

La concentración, en la que han estado Pablo Iglesias e Íñigo Errejón entre otros, ha concluido con una mesa redonda en la sede de Comisiones Obreras donde han participado la periodista Pepa Bueno, Pilar Morales de CCOO, María Gavilán de Asociación de Mujeres Juezas, Carmen Blanco y Paula Álvarez del Bloque Feminista Estudiantil y Consuelo Abril de la Plataforma 7N contra las violencias machistas.