Público
Público

Muere ahogado un inmigrante cuando trataba de llegar a Ceuta en una moto acuática

Otros once inmigrantes subsaharianos, nueve varones y dos mujeres, una de ella embarazada, lograron llegar a la orilla gracias a la ayuda prestada por algunos de los bañistas de la zona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil sacan del agua el cuerpo de un inmigrante subsahariano que ha fallecido ahogado tras ser abandonado, junto a otros once inmigrantes, por seis motos de agua que los transportaban a pocos metros de la orilla de una de las playas de la barriada de Benzú, en Ceuta. EFE/Reduan

Un subsahariano ha fallecido ahogado a última hora de la tarde del miércoles a pocos metros de la orilla de una de las playas de la barriada de Benzú, en Ceuta, que intentaba alcanzar en moto de agua, mientras que otros once inmigrantes (entre ellos una mujer embarazada) han logrado alcanzar la costa.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, los inmigrantes fueron abandonados cerca de la orilla por los pilotos de las motos de agua en las que eran trasladados desde Marruecos poco antes de las 20.00 horas, y de inmediato se activó el servicio de emergencias.

Hasta la zona se desplazó una embarcación de la Guardia Civil y otra del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) del instituto armado.

Los once supervivientes son nueve varones y dos mujeres, una de ella embarazada, y todos lograron llegar a la orilla gracias a la ayuda prestada por algunos de los bañistas de la zona.

Un efectivo de la Cruz Roja con uno de los inmigrantes que ha sido abandonado, junto con otros once de los cuales uno ha fallecido, por seis motos de agua que los transportaban a pocos metros de la orilla de una de las playas de la barriada de Benzú, en Ceuta. EFE/Reduan

Algunos testigos han manifestado que la muerte del subsahariano se ha podido producir al volcar la moto de agua en la que era transportado debido al fuerte oleaje.

Una vez en la zona, los componentes del GEAS estuvieron cerca de media hora luchando contra las fuertes corrientes y el oleaje con la intención de localizar al subsahariano que había desaparecido, hasta que finalmente lo pudieron rescatar, aunque ya sin vida.

Este ha sido el grupo más numeroso que trata de llegar a Ceuta en moto de agua, que son pilotadas por un conductor que abandona a los inmigrantes en la costa e inmediatamente que vuelve a Marruecos.

El pasado 4 de agosto, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó que ya eran 120 los inmigrantes, frente a los 15 del año pasado, que habían cruzado el Estrecho este año en motos acuáticas, y de ellos un 72 % eran menores.