Público
Público

Maltrato animal Muere una cría de delfín en Almería por el acoso de los bañistas

El cetáceo quedó varado en una playa de Mojácar donde cientos de personas se abalanzaron sobre el animal para tocarle y hacerle fotos

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:

Un miembro de la asociación almeriense Equinac sostiene la cría de delfín varada en una playa de Mojácar (Almería)

Una cría de delfín quedó quedó varada en la playa de El Lance de la localidad de Mojácar (Almería) el pasado fin de semana, y fue sometido al acoso de un gran número de bañistas, que se avalanzaron sobre ella para tocarla y hacerle fotos, hasta ocasionarle la muerte, según denuncia la asociación Animalista Pacma.

Según relatan medio locales, el 112 Andalucía envió un aviso informando de una cría de delfín varada en Mojácar a la asociación Equinac (una entidad sin ánimo de lucro e rescate y recuperación de fauna marina, así como de otros animales exóticos y domésticos,  de la provincia de Almería). Miembros de la asociación llegaron hasta la playa donde vieron como el socorrista “perdía los nervios” al ver a cientos de personas sobre el animal. Finalmente, pudieron acceder hasta la cría de delfín, pero “ya era tarde”.

Era una hembra de delfín listado lactante a la que, tras ser recogida por Equinac, se le practicó la necropsia.

La asociación almeriense denuncia que la gente "ve un delfín vivo y la obsesión por tocarlo y fotografiarlo hace que muchos pasen de todo, del sufrimiento y el estrés que sufren estos animales, del respeto y consideración". Equinac subraya, además, que “los cetáceos (delfines, calderones, ballenas, etc.) no son peces, son mamíferos y respiran aire atmosférico. Son animales muy susceptibles al estrés y mueren muy rápido si se les somete a él”.

En su perfil de Facebook, la asociación almeriense relata además que en las últimas jornadas se han avistado varios delfines muertos en las diferentes playas.

Pacma recuerda que, cuando se localice un animal varado en la costa, se avise al 112, que se pondrá en contacto con una organización especializada en el rescate de este tipo de animales. La asociación animalista añade que, si los servicios de emergencia no pueden enviar nadie a la zona, proporcionarán las instrucciones necesarias para asistir al animal sin empeorar su estado.

"Un animal que queda varado sufre algún tipo de problema que le impide continuar nadando. Al devolverlo al agua podemos estar condenándolo a morir ahogado. De la misma forma, al hacerle fotos o manipularlo, los animales pueden entrar en estado de shock. Las tortugas marinas son reptiles, que también respiran aire atmosférico, por lo que debemos tomar las mismas precauciones en caso de encontrar alguna varada o herida", explica Pacma