Publicado: 04.01.2016 23:37 |Actualizado: 04.01.2016 23:37

Mueren ahogados tres subsaharianos cuando intentaban entrar en Ceuta

Ya han fallecido seis inmigrantes en dos semanas al tratar de acceder a territorio español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un grupo de unos 200 inmigrantes subsaharianos intentó acceder a Ceuta infructuosamente. / REDUAN (EFE)

Un grupo de unos 200 inmigrantes subsaharianos intentó acceder a Ceuta. / REDUAN (EFE)

CEUTA.- La muerte hoy de otros tres inmigrantes subsaharianos cuando intentaban entrar en grupo en Ceuta ha provocado que el dolor vuelva a estar ligado con el fenómeno migratorio que ya ha producido al menos seis muertos en dos semanas.

El fallecimiento se ha producido cuando un grupo de unos 200 inmigrantes subsaharianos pretendían entrar esta madrugada por la costa norte de Benzú, sin que ninguno de ellos haya conseguido su propósito.

En esta ocasión, según fuentes de la Guardia Civil, los agentes españoles no han tenido que intervenir a pesar de haber estado desplegados cerca de una veintena de vehículos en el paso fronterizo por si se producía la llegada al vallado del espigón situado en la playa.

Los tres inmigrantes, según organizaciones no gubernamentales, fallecieron ahogados en su intento de llegar a la frontera española tras ser repelidos por la Gendarmería marroquí. La costa donde han fallecido es conocida como Beliones y está formada por un núcleo poblacional situado en los pies de la montaña donde viven no más de un millar de marroquíes que disponen de un visado especial para entrar en Ceuta cada día.

En este tranquilo lugar de la costa hoy perdieron la vida tres subsaharianos, casi repitiendo la historia producida el día de Navidad, cuando dos inmigrantes morían ahogados y un tercero era localizado sin vida el pasado día 2 de enero en la costa ceutí más próxima a la frontera.



La zona de Beliones se ha convertido ahora en el lugar elegido por los inmigrantes para buscar entrar en Ceuta. El primer asalto con éxito tuvo lugar el 3 de octubre, cuando entraron 87 inmigrantes, y el segundo ocurrió el 25 de diciembre, cuando accedieron por este método otros 185. De hecho, en esta zona tanto la Guardia Civil como la Gendarmería marroquí suelen tener desplegados diariamente un pequeño destacamento de personal, aunque en las últimas semanas se ha incrementado la presencia.

El suceso más luctuoso se produjo a principios de febrero de 2014, cuando 15 inmigrantes subsaharianos perdieron la vida en un intento de entrada en grupo llevado a cabo por el paso fronterizo del Tarajal.

En aquella ocasión cinco de los cadáveres aparecieron en aguas españolas y el resto en la costa marroquí, en una actuación donde fueron juzgados y absueltos más de una decena de agentes de la Guardia Civil que intervinieron en la actuación. Hoy el paso fronterizo ceutí, en esta ocasión el de la frontera norte, vuelve a teñirse de luto. Una más y van...