Publicado: 24.11.2015 15:16 |Actualizado: 24.11.2015 15:16

"Las mujeres no 'mueren' a manos de su pareja o expareja, son asesinadas"

Un nuevo decálogo, elaborado por expertas y periodistas, pretende servir de guía para el tratamiento informativo de la violencia machista. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Madga Bandera y Pilar López Díez en la rueda de prensa de este martes en la Asociación de la Prensa./ J.T

Madga Bandera y Pilar López Díez en la rueda de prensa de este martes en la Asociación de la Prensa./ J.T

MADRID.- La ONU, la Unión Europea y el Consejo Europeo han señalado en varias ocasiones que “la razón de la violencia contra las mujeres es una manifestación de las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres, que han llevado a la dominación y a la discriminación de las mujeres por los hombres”.

Sin embargo, todavía encontramos noticias que tratan de justificar este tipo de maltrato. Afirmaciones como que el agresor "estaba borracho" hacen un flaco favor a la lucha contra la violencia de género, ya que, como bien sabemos, no todos los borrachos matan o maltratan.  Otra idea a tener en cuenta es que "las mujeres no 'mueren' a manos de su pareja o expareja, las mujeres son asesinadas", recuerda Pilar López Díez, experta y doctora en Ciencias de la Información.



En la actualidad “la mayoría de los medios de comunicación están abordando la violencia de género como una noticia-suceso, en la que falta relato e información complementaria que dé sentido al hecho que se denuncia”.

Por ello, la periodista Magda Bandera y Pilar López Díez han presentado este martes en la Asociación de la Prensa un decálogo para el tratamiento informativo de la violencia machista. El documento ha sido elaborado por varias expertas y periodistas tras la jornada "Tratamiento informativo de la violencia machista en la era digital" que se celebró el pasado martes en el Ayuntamiento de Madrid.

Estos errores informativos suceden, según los redactores del decálogo, por la crisis en el sector. "Hay una escasez de recursos y en los últimos años se han despedido a muchos redactores con mucha experiencia en este tema", señala Bandera.  

El desconocimiento de las leyes sobre la violencia contra las mujeres es otro motivo por el cual no se abordan estos temas con el rigor necesario. Además, existe una falta de perspectiva de género y sensibilidad en la dirección y en los mandos intermedios (es decir, los redactores/as jefe, personal de edición, etc.) de algunos medios por temas de igualdad. Por otro lado, la inmediatez y la obsesión por conseguir el mayor número de "clicks" dificulta el correcto tratamiento de estas noticias. 

Cambios necesarios para "crear conciencia"

El primer objetivo del decálogo es "crear conciencia con el lenguaje". "Las mujeres no 'mueren' a manos de su pareja o expareja, las mujeres son asesinadas", sentencia López Díez. Además, ha recordado que la redacción periodística precisa del patrón sujeto-verbo-predicado. "Debemos enfocar e identificar el comportamiento del agresor", incluye el decálogo. 

Se propone buscar enfoques atractivos. Esto significa crear un relato, una historia atractiva que permanezca en la mente de los lectores o de la audiencia y que cree conciencia de repulsa contra la violencia. Asimismo, se establece que "es preciso atender a las necesidades informativas de la juventud para intentar parar conductas machistas". Es importante también que al elaborar la noticia se consulte a fuentes expertas, es decir, incluir el conocimiento de quienes trabajan, estudian, investigan o tienen conocimiento probado sobre la violencia machista. 

"Tenemos que elevar ese 23% de las mujeres protagonistas de las noticias. Ahí están metidas políticas, ingenieras, investigadoras, teleoperadoras, profesoras, médicas, abogadas..."

​Frente a la falta de perspectiva de género y sensibilidad en las redacciones, se recomiendan cursos de especialización en igualdad y violencia de género, tanto para los redactores como para los mandos con poder de decisión en los medios. También debe implementarse transversalmente en todas las noticias la perspectiva de género. "Tenemos que elevar ese 23% de las mujeres protagonistas de las noticias. Ahí están metidas políticas, ingenieras, investigadoras, teleoperadoras, profesoras, médicas, abogadas..." asegura López Díez. Insiste en que es necesario informar de las cosas positivas que hacen las mujeres para "empoderarlas" en la sociedad.

El decálogo presentado hoy ha sido firmado hasta el momento por Público y otros medios como Ctxt.es, Diagonal, InfoLibre, La Marea, Periodistas-es.org, TMEX y eldiario.es. No obstante, las periodistas insisten en que los medios de comunicación interesados en elaborar información de calidad sobre la violencia de género deben, por tanto, perseguir la elaboración de un código autorregulatorio de obligado cumplimiento para toda la redacción, ya que, a día de hoy, Público es el único que tiene un código de este tipo. 

Por último, se subraya la necesidad de vigilar el material gráfico que acompaña este tipo de informaciones para respetar la dignidad de la víctima. Algunos medios, por desgracia, "siguen sin renunciar a la publicidad sexista y estereotipada", algo que según las expertas, refuerza la ideología machista.