Publicado: 29.05.2015 21:29 |Actualizado: 30.05.2015 08:00

Mutualia lleva a las víctimas del amianto
a los juzgados

La mutua –una de las principales de Euskadi- intenta frenar las indemnizaciones a los trabajadores que estuvieron en contacto con esa peligrosa sustancia. En lo que va de año ya han muerto nueve personas.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Una concentración de la asociación Asviamie frente a los juzgados. EFE

Una concentración de la asociación Asviamie frente a los juzgados. EFE

BILBAO.- El “arrantzale” Juan Mari Barrenetxea pasó la mayor parte de su vida en embarcaciones pesqueras. Sin saberlo, durante cuarenta años estuvo en contacto permanente con el amianto, un producto cancerígeno que se empleaba sin control en distintas industrias, incluida la naval. Juan Mari murió el 9 de mayo de 2012, víctima de un mesotelioma pleural. Hasta el último día luchó contra la muerte, pero –al igual que otros tantos trabajadores vascos- fue derrotado por esta grave enfermedad. También tuvo que pelear contra Mutualia, que se negaba por todos los medios a reconocer el origen profesional de su dolencia.

Esta reconocida mutua –considerada como una de las principales de Euskadi- no sólo amargó los últimos meses de vida de Barrenetxea. Según denuncia la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi (ASVIAMIE), la empresa ha interpuesto innumerables recursos contra los trabajadores que estuvieron expuestos al amianto y que ahora sufren sus graves consecuencias. “Quieren evitar a toda costa que se reconozcan estos casos como enfermedades profesionales. Tampoco quieren asumir los costes del aseguramiento, o mejor dicho, prefieren que los asuma la Seguridad Social”, resume Jesús Uzkudun, portavoz de ese colectivo.



Los casos más recientes han sido los de un panadero y un chapista, ambos fallecidos a causa del amianto. En sendas sentencias, los juzgados de Bilbao han rechazado los intentos de Mutualia para tratar de ocultar sus enfermedades. Frente a ello, ASVIAMIE ha destacado que ambas resoluciones judiciales “dejan claramente al descubierto la actividad obstruccionista” de la mutua, a la que acusa de “no reparar en el sufrimiento que generan sus demandas judiciales en las víctimas del amianto”.

“En realidad, Mutualia no tiene un comportamiento diferente al resto de las mutuas. Todas ellas son, como decimos los vascos, ‘antzeko-parecido’. Lo que ocurre es que esta empresa tiene un mayor nivel de demandas; por eso se resiste”, afirma Uzkudun a Público. “En ese terreno –continúa-, Mutualia se defiende como gato panza arriba frente a nuestras justas reivindicaciones”.

Amenazan con protestas

En ese sentido, el representante de ASVIAMIE ha dicho que tanto los enfermos como los familiares de los fallecidos –en lo que va de año ya han muerto nueve ex trabajadores vascos por culpa del amianto- están dispuestos a “organizar concentraciones” frente a la mutua, tal como ya hiciera el sindicato CCOO. “Eso sí que les duele”, apunta Uzkudun, quien advierte sobre las difíciles situaciones que atraviesan las víctimas. “Si ya tienen bastante desgracia con la enfermedad –subraya-, ahora se ven obligadas a pasearse por los juzgados, con la angustia que supone cada demanda judicial”.

De acuerdo a diversos estudios, el sufrimiento irá en aumento: se calcula que 25 mil trabajadores vascos estuvieron en contacto con el amianto durante los últimos 30 años, sin ningún tipo de control ni prevención. Todos ellos son víctimas en potencia del cáncer de pleura, una enfermedad tan dolorosa como terminal. Según un informe del sindicato LAB, en los próximos 20 años se producirán entre 6.000 y 10.000 muertes de obreros. Sus condenas ya están escritas.