Público
Público

Nazis en EEUU El día que los nazis tomaron el Madison Square Garden

El 20 de febrero de 1939 20.000 se manifestaron en Nueva York, mostrando su rechazo al Gobierno de Roosevelt a quién acusaban de tener "negocios judíos".

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 9
Comentarios:

Concentración Nazi en Madison Square Garden, 1939

No. No es el Estadio Olímpico de Berlín, se trata del mítico Madison Square Garden. Los 20.000 nazis que llenaron el estadio el 20 de febrero de 1939 eran miembros del German American Bound, un partido impulsado y financiado directamente por el gobierno alemán de Adolf Hitler.

Fritz Kuhn, líder del movimiento nazi estadounidense organizó una muestra de poder, llenando el estadio de los Knicks de esvásticas, hombres uniformados y cánticos antisemitas contra Frank D. Roosevelt y su tildado "negocio judío".

Mientras el público alzaba el brazo al grito de "Seig Heil", una pancarta con la cara de George Washington, a quien rebautizaron como "el primer fascista", se desplegaba junto al águila imperial del Tercer Reich.

Concentración Nazi en Madison Square Garden, 1939

Nazis en el Madison Square Garden (1939)

"Nosostros somos la German American Bound, conformada por ciudadanos americanos con ideales americanos que están decididos a proteger nuestros hogares, a nuestras esposas e hijos de los conspiradores viciosos y el parásito del comunismo judío", decía su líder, Fritz Kuhn, en su discurso.

También los niños, ataviados con los uniformes propios de las juventudes hitlerianas del NSDAP, hacían el saludo nazi para recibir a los líderes del partido.

Niños hacen el saludo Nazi en un acto del German American Bund en 1939

Los constantes ataques del German American Bound y al presidente Roosevelt propiciaron que el Gobierno norteamericano investigase a sus líderes, menguándose cada vez más los apoyos del nazismo norteamericano. Sin embargo, el partido no fue ilegalizado hasta 1941, cuando EEUU entró en la II Guerra Mundial tras el ataque de Pearl Harbor.

Finalmente, Kuhn terminó siendo encarcelado -no por su ideología nazi- tras probarse que había malversado 14.000 dólares. Además, fue considerado enemigo público teniendo que abandonar EEUU tras cumplir su condena de prisión en 1945.