Público
Público

Netta Barzilai La ganadora de Eurovisión actuará en el Orgullo y siembra la polémica dentro del colectivo

La organización Orgullo Crítico ha publicado un comunicado para denunciar y exigir la cancelación de la actuación.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Asistentes a la mayor marcha del Orgullo Gay 2017 en el mundo, que ha partido de la glorieta de Atocha de Madrid para reivindicar la libertad sexual bajo el lema "Por los derechos LGTBI en todo el mundo". EFE/Javier López.

Netta Barzilai, la cantante israelí ganadora de Eurovisión 2018, visitará Madrid con motivo de las fiestas del Orgullo LGTBI. La artista será la actuación estrella de este año, aunque Netta sigue sin librarse de las críticas, incluso dentro del mismo colectivo LGTBI.

El triunfo de Israel en Eurovisión sembró la polémica en las redes sociales por el papel que desempeña Israel en el conflicto palestino. A pesar de presentarse al Festival de la Canción con un mensaje feminista y antibullying  ("eres una mujer maravillosa, no lo olvides" o "No soy tu juguete, chico estúpido"), muchos tuiteros criticaron el lavado de cara de Israel, que apenas 48 horas después del triunfo eurovisivo, provocó una masacre en la Franja de Gaza.

Un juicio que también comparten plataformas del movimiento LGTBI. La organización Orgullo Crítico ha publicado este jueves un comunicado para denunciar y exigir la cancelación de la actuación de la artista: "La actuación de Netta sirve de cortina de humo para desviar el foco de atención de la opinión pública. Se trata de un producto mediático creado por el Estado de Israel que sirve para difundir una imagen progresista y gayfriendly que no se corresponde con la realidad del país". 

La plataforma recuerda en su mensaje que dos días después Israel bombardeó Gaza y, sin embargo, los medios "pusieron el foco en el recibimiento del primer ministro Netanyahu concedió al a artista, al mismo tiempo que el ejército israelí reprimía a cientos de personas".

Orgullo Crítico denuncia que el Estado de Israel "utiliza el pinkwashing como estrategia para tejer alianzas de la comunidad LGBT europea y norteamericana", cuando en el propio país "se deja de lado a las víctimas, enmarcadas en la represión" y a las personas "disidentes de sexo, género o cuerpo en el territorio palestino".

Además, la organización carga contra la organización del Orgullo Gay de Madrid (MADO): "El MADO se apropia de nuestra lucha para sacar rédito económico y lavar la imagen de empresas e instituciones, convirtiendo una movilización social en un destino turístico de fiesta y consumo". Orgullo Crítico exige responsabilidades, tanto al MADO como a las instituciones públicas para "cancelar la actuación y evitar ser cómplices de la instrumentalización de nuestras luchas".