Público
Público

Los accidentes mortales de tráfico aumentan por primera vez en 13 años

1.160 personas perdieron la vida el año pasado en las carreteras, un 2,6% en 2015. La DGT anuncia nuevas medidas para prevenir la siniestralidad vial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

1.160 personas murieron en carretera en 2016 en accidentes como el de la imagen. Archivo EFE

MADRID.- El año 2016 se cerró con 1.160 muertos en las carreteras españolas, lo que supone un aumento de 29 fallecidos (2,6% más) respecto a la cifra total del año 2015, cuando 1.131 personas perdieron la vida en las vías del territorio español. De esta forma, por primera vez en 13 años se rompe la tendencia a la baja, ya que desde el año 2003, cuando se contabilizaron 5.399, el número de víctimas había descendido año tras año.

Los datos del balance de accidentes ocurridos en vías interurbanas en el año 2016 han sido presentados este martes 3 de marzo por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, informa Europa Press.

Las principales causas de los siniestros en 2016 han sido la distracción, en un 28% de los casos, junto con la velocidad inadecuada (21%). Sin embargo, el director general de Tráfico ha destacado el aumento de las infracciones por consumo de alcohol y drogas detectadas en 2016.

Las distracciones y la velocidad inadecuada han sido las principales causas de los siniestros en 2016

Así, ha explicado que se han realizado 3.026 pruebas a conductores involucrados en accidentes, de los que 829 han dado positivo (27%) y otras 3.350 pruebas a conductores infractores con 2.2114 positivos (63%). Respecto al alcohol, se realizaron 113.396 pruebas a personas involucradas en accidentes, con 5.045 positivos (4,5%) y otras 554.593 pruebas a conductores infractores con 4.281 positivos (0,8%).

Para el departamento que dirige Serrano, también ha sido importante en este aumento de la siniestralidad la movilidad, que ha subido en 18,6 millones  de desplazamientos de largo recorrido, lo que representa un aumento acumulado del 10% en los últimos 3 años y un 5% sólo con respecto a 2015. 

También acusan el envejecimiento del parque. "Los turismos en los que viajaban los fallecidos tienen una edad media de 13,6 años, 11,1 las furgonetas y 9,5 las motos", ha declarado. Además, ha señalado como preocupantes el aumento de fallecidos entre 15 y 24 años y entre 45 y 64 años.

A Tráfico le preocupa el aumento de muertes en el grupo de edad de 15 a 24 años y de 45 a 64

Aún así, no ha querido señalar una causa como la principal para estas cifras sino que ha hablado de "una serie de factores que intervienen en la siniestralidad". Ha insistido en la distraccion en el vehículo, "motivada en muchos casos por el uso del movil", así como el exceso de velocidad. A su juicio, hay que "atacar poco a poco todos estos frentes".

En 2016, también han ascendido el número de accidentes y el número de heridos hospitalizados en siniestros. Concretamente se han contabilizado 1.038 sucesos en las carreteras, lo que supone 15 accidentes más que en el año anterior (un aumento del 1,4%), mientras que los heridos han sumado 5.067 a lo largo de 2016. Se trata de 209 personas hospitalizadas más que en el año anterior, lo que supone un aumento en esta materia de un 4,3%.

Las vías secundarias, las más siniestras

Las vías secundarias siguen siendo las más siniestras en España, tres de cada cuatro víctimas de tráfico (75%) mueren en estas carreteras. Sin embargo, la DGT destaca que se ha mejorado en un 3% con respecto al año anterior, cuando se rozaba el 80% de víctimas en estas vías. El turismo sigue siendo el vehículo más mortal (640 fallecidos), junto a las motocicletas (214) y los peatones (118).

147 muertos no llevaban cinturón y 3 niños víctimas no llevaban retenciones adecuadas de seguridad

Sin embargo, Serrano ha apuntado que en el caso de las motocicletas se ha producido una mejora con respecto a 2015. Así, se han registrado 10 muertes menos en 2016 que en el año anterior. La cifras también ha mejorado en los usuarios de bicicletas (10 muertes menos), ciclomotor (-6) o furgonetas (-11). Por el contrario ha aumentado el número de fallecidos entre los peatones (+5), los usuarios de turismos (+34), camiones superiores a los 3.500 kilogramos (+10) y los de autobús (+16).

En cuanto a los sistemas de retención, Serrano ha destacado que las cifras han bajado en todos los casos. En este sentido, son 147 los muertos que no llevaban cinturón de seguridad (3 menos que en 2015) y 3 los niños víctimas de accidente que no llevaban retenciones adecuadas de seguridad (uno menos que el año anterior). En cuanto a los motoristas fallecidos que no llevaban casco, se han contabilizado 4 en 2016, lo que supone 6 menos que el año anterior, 1 víctima sin casco en ciclomotor y que supone 3 menos que en 2015, y 6 ciclistas fallecidos, 11 menos que el año anterior.

Los aumentos más significativos de víctimas se produjeron en marzo y agosto, seguidos de abril, julio, junio, febrero, enero y octubre, respectivamente. En el lado contrario, descendieron en sepiembre, mayo, noviembre y diciembre. Pese a todo, España sigue estando entre los países europeos con las tasas más bajas de fallecidos en accidente por cada millón de habitantes. En concreto, en el peor de los escenarios la tasa en España con los datos cerrados de 2016 sería de 38 fallecidos por un millón de habitantes, frente a los 52 de la media europea, informa Efe.

Las medidas de prevención, a debate en el Congreso

Aun así, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado que tendrá diseñado en un mes un paquete de medidas para reducir la siniestralidad vial. Es uno de los mandatos que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha trasmitido a Gregorio Serrano después de conocer los datos de la siniestralidad vial del año pasado.

Además de ese paquete de medidas, que Serrano anunciará en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, Zoido le ha encargado revisar en un plazo máximo de tres meses la estrategia de seguridad vial aprobada en 2011 y con vigencia hasta 2020, según el responsable de Tráfico, que ha dejado claro que no habrá grandes cambios en el régimen sancionador actual.

Serrano no ha querido entrar en detalles de las medidas que podrían ponerse en marcha, pero ha indicado que se incidirá en la reforma del carné por puntos, la revisión de la formación y reciclaje de los conductores y el impulso de los planes de educación vial.

Una profunda reforma de los reglamentos de Circulación, de Vehículos y de Conductores o la modificación de la Ley de tráfico son algunas de las actuaciones que ha citado el máximo responsable de la DGT sin querer dar más detalles, que sí ofrecerá en la comparecencia, a petición propia, en la Comisión de Seguridad Vial dentro de un mes.

Y todo ello, ha subrayado, sin tocar el actual régimen sancionador, que Serrano ve razonable. De todos modos, no ha descartado algún pequeñísimo retoque.