Publicado: 09.10.2015 20:00 |Actualizado: 09.10.2015 20:00

Irán obliga a una activista a hacerse un "test de virginidad y embarazo" por estrecharse la mano con su abogado

Atena Farghadani, una caricaturista satírica iraní, ha sido acusada de haber tenido "relaciones sexuales ilegítimas" con su abogado por haberle dado la mano. Amnistía Internacional considera "absurdo" el juicio y denuncia el maltrato y la tortura que ha recibido la víctima en la cárcel.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
Atena Farghadani. © Justice for Iran

Atena Farghadani. © Justice for Iran

MADRID.- Atena Farghadani, una caricaturista satírica iraní fue forzada a realizarse un "test de virginidad y embarazo" el pasado 12 de agosto, antes de que arrancase el juicio en el que se le acusa de haber tenido "relaciones sexuales ilegítimas" con su abogado por haberle dado la mano. Este viernes, Amnistía Internacional (AI) ha asegurado que este es un caso más que se suma al vergonzoso récord de casos de violencia de género en Irán. 

Según AI, Farghadani asegura, en una carta que filtró desde la cárcel, que las autoridades judiciales la trasladaron a un centro médico a las afueras de la prisión el día 12 de agosto y que fue obligada a hacerse el test, que supuestamente, forma parte de la investigación. 



Un "juicio absurdo"

“Han llegado a un nivel verdaderamente escandaloso, tratando de explotar el estigma asociado a la violencia sexual con el fin de intimidar, castigar o acosar"

Said Boumedouha, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África consideró "sorprendente" que, encima de que se lleve a cabo el "juicio absurdo" por haber cometido el 'crimen' de darse la mano con su abogado, las autoridades iraníes hayan obligado a la dibujante a someterse a pruebas de virginidad y de embarazo. 

“Las autoridades judiciales iraníes han llegado a un nivel verdaderamente escandaloso, tratando de explotar el estigma asociado a la violencia sexual y de género con el fin de intimidarla, castigarla o acosarla”, añadió Boumedouha.

Los "test de virginidad" obligados están reconocidos a nivel internacional como una forma de violencia y discriminación contra la mujer. Además, viola la prohibición absoluta de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes recogida en el derecho internacional, así como el artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Irán ha ratificado.

"Las autoridades iraníes deben dejar en libertad a Atena Farghadani de manera inmediata e incondicional"

"Las autoridades iraníes deben dejar en libertad incondicional a Atena Farghadani de manera inmediata", insiste Boumedouha, que considera a la víctima una presa de conciencia. "Mientras siga presa debe estar protegida de cualquier tipo de maltrato o represalía que se pudiera dar de aquí en adelante, también de la presión para que retire su denuncia", advirtió. Por último ha pedido que se lleve a cabo una "investigación imparcial de manera urgente" sobre los malos tratos y la tortura que ha sufrido y que se juzgue a los responsables.

Desde AI mantienen que tanto Atena Farghadani como el resto de las mujeres presas que se atreven a denunciar estos casos de violencia de género deben ser elogiadas por su valentía y tener asegurada la garantía de que no volverán a suceder.

Además del test, la presa ha denunciado que recibe gestos lascivos e insultos sexuales por parte de los oficiales de la cárcel en la que se encuentra. Por ello, se puso en huelga de hambre seca durante tres días en septiembre de este año como protesta, sin embargo el acoso no cesó. 

Antecedentes

Encarcelada desde el pasado mes de enero, Farghdani fue condenada el pasado mes de junio a 12 años y nueve meses de prisión por diversas delitos, como reunirse con familias de presos políticos o publicar caricaturas satíricas en las que aparecían legisladores dibujados como monos, vacas y otros animales, en protesta por un proyecto de ley que, según AI, buscaba criminalizar la esterilización voluntaria y restringir el acceso a los servicios de anticoncepción y de planificación familiar.

En diciembre de 2014, al estar en libertad bajo fianza, publicó un vídeo en YouTube en el que explicaba cómo los guardias de la prisión le habían agredido, física y verbalmente. Fue arrestada de nuevo en enero de 2015. AI cree que su arresto fue el castigo por publicar dicho vídeo. 

La declaración de culpabilidad también es consecuencia de las declaraciones públicas que hizo Farghdani sobre los derechos de las familias de las víctimas de la campaña de represión que lanzó el Gobierno después de las elecciones presidenciales de 2009, según Amnistía Internacional, que denunció que la dibujante ha sido castigada “simplemente por ejercer sus derechos a las libertades de expresión, asociación y reunión”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha exigido que las autoridades mundiales acaben con la práctica de los "test de virginidad" en todos los casos y que se prohíba a los profesionales de la salud continuar con esta práctica degradante y discriminatoria.