Publicado: 19.07.2016 16:48 |Actualizado: 19.07.2016 17:27

La ola de calor toca techo con
19 provincias en alerta naranja

Este martes es el día más caluroso del año con temperaturas que oscilarán entre los 40 y 43 grados. En algunos zonas de Andalucía pueden registrarse hasta 44 grados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varias personas ante un termómetro que marca 48 grados en una calle de Ourense. - EFE

Varias personas ante un termómetro que marca 48 grados en una calle de Ourense. - EFE

MADRID.- La primera ola de calor de este verano ha llegado este martes a su pico máximo con temperaturas que oscilarán entre 40 y 43 grados y 19 provincias en alerta naranja (riesgo importante) en el día más caluroso en lo que llevamos de año.

Durante la jornada se alcanzará techo en zonas de los valles del Ebro, Guadalquivir, Guadiana y Tajo, en la meseta sur y Andalucía, según ha dicho Ángel Alcázar, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha detallado que en algunos zonas de la comunidad andaluza pueden registrarse hasta 44 grados. De momento no se ha dado ningún aviso por calor con umbral "rojo", pero en puntos aislados de Córdoba y del valle del Guadalquivir pueden superarse los 43 grados, ha señalado el portavoz.

De momento no se ha dado ningún aviso por calor con umbral "rojo", pero en puntos aislados de Córdoba y del valle del Guadalquivir pueden superarse los 43 grados

Para este martes la Aemet mantiene diecinueve provincias, de un total de 34, en alerta naranja (riesgo importante) por valores máximos: en Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Sevilla, Teruel, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Burgos, Badajoz, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa y Cantabria, Navarra y Madrid los termómetros subirán hasta los 40/43 grados. En cuanto a las temperaturas nocturnas, por capitales de provincia, la noche más cálida la pasarán en Almería, con 23 grados, y la más fría en Teruel y Vitoria, con apenas 15 grados.



Tregua en el noroeste a partir del miércoles

A partir del miércoles, el calor comenzará a remitir por el noroeste peninsular, con mayor incidencia en el Cantábrico, donde el descenso será notable, aunque aumentará en el área mediterránea y en las islas Canarias. Las altas temperaturas se empezarán a extender hacia la zona del levante, aunque aún puede quedar algo de "calor residual" en numerosos puntos de la Península, ha detallado Alcázar.

Durante el miércoles la suma total de provincias en alerta por calor intenso desciende a 30, de las que sólo 6 ─Córdoba, Granada, Jaén, Teruel, Zaragoza, Lleida, y Gran Canaria y Tenerife─ mantienen la alerta naranja por altos valores. Por capitales de provincia, el valor máximo lo registrará Córdoba, con 43 grados, seguida de Sevilla con 41 grados, Albacete, Ciudad Real, Jaén, Lleida y Toledo con 40 grados, y 39 grados en Granada, Madrid y Murcia.
Por el día, la temperatura más baja se registrará en las provincias de A Coruña y Santander, con 22/23 grados. La noche con menos calor la pasarán en Vitoria y en Lugo con 12 grados, mientras que la noche más cálida se registrará en Madrid con 27 grados.

El jueves la máximas subirán en el litoral de Alborán y las islas Baleares y las Canarias, y bajarán en el resto de España, especialmente en el interior del norte peninsular.

A este respecto, el meteorólogo ha señalado que debido a las temperaturas tan altas que se alcanzan por el día y a la inexistencia de motivos que generen un enfriamiento nocturno, el calor tiende a acumularse y propiciar que las noches sean tan calurosas. "Es probable que las noches del martes y del miércoles aún sean muy calurosas en numerosos puntos del interior peninsular", ha asegurado.

El jueves la máximas subirán en el litoral de Alborán y las islas Baleares y las Canarias, y bajarán en el resto de España, especialmente en el interior del norte peninsular. El descenso de la temperaturas hará que desaparezcan los avisos naranja y en su lugar destaquen los avisos amarillos en 22 provincias, pero de una manera "desperdigada", sin nada que se pueda relacionar al calor sofocante de los últimos días.

A partir del viernes, y ya entrado el fin de semana, se espera algo de inestabilidad por el norte de la Península con alguna precipitación débil y alguna tormenta en áreas de los Pirineos y en zonas montañosas. La Aemet recuerda que las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales, que en estas fechas es "extremo" en casi toda España, por lo que pide aumentar las precauciones.