Publicado: 20.12.2016 13:21 |Actualizado: 20.12.2016 13:24

Las ONG califican la acción humanitaria de 2015 y 2016 como "desoladora e infame"

"Este bienio ha ido desolador para las víctimas, indigno ante los derechos humanos, infame y cínico", ha dicho Joan Tubau, director general de Médicos Sin Fronteras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La ciudad de Alepo destrozada por los bombardeos. / REUTERS

La ciudad de Alepo destrozada por los bombardeos. / REUTERS

MADRID. - El Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) y Médicos Sin Fronteras (MSF) han asegurado este martes que la ayuda humanitaria, en el periodo del 2015 al 2016, ha sido "desoladora e infame" y han afirmado que se ha tratado de un bienio "oscuro y muy complicado".

Durante la presentación del informe "La acción humanitaria 2015-2016: un modelo en crisis", el director general de MSF, Joan Tubau ha indicado que este documento hace un análisis sobre la situación actual de la "acción humanitaria, los conflictos y las reacciones de los sistemas internacionales".

"Este bienio ha ido desolador para las víctimas, indigno ante los derechos humanos, infame y cínico" ha insistido Tabau y ha destacado que el "claro ejemplo" de esta situación de "desamparo" institucional es Alepo.

El codirector de IECAH, Francisco Rey, ha insistido en que la acción humanitaria está realizando una "ayuda forense" y no está cumpliendo su "principal función" que es trata de "limitar los daños y salvar vidas".

Rey ha manifestado que hay una "falta de sintonía" con la opinión pública ya que "miran hacia sus problemas internos" y, en los últimos informes del CIS, los temas migratorios y refugiados "no aparecen" entre las preocupaciones de la ciudadanía.

Igualmente, Jesús A. Núñez, codirector de IECAH, ha criticado las actuaciones de la Unión Europea respecto a la crisis de los refugiados ya que "no es una referencia prioritaria", lo que pone en "desconfianza" el Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Ha destacado que la Cumbre Humanitaria Mundial, celebrada en Estambul en mayo del 2016, "no abordó la cuestión de respuesta de emergencia" ante la crisis y Núñez ha afirmado que, seguramente, "Turquía no era el mejor lugar para celebrar esta cumbre".

Los representantes de ambas organizaciones han coincidido en que es "indiscutible" que está primando los "intereses de los estados" y que, en la "barbarie" de la guerra, "se cierran puertas a quienes huyen" de los conflictos.

Este informe es el decimotercero que ambas organizaciones presentan y abarca el año 2015 y hace también algunas referencias a lo acontecido hasta ahora en el año 2016. Siria, Yemen, Sudán del Sur, la zona del Mediterráneo o la región del lago del Chad han sido las zonas "más afectadas" por las crisis internacionales.

Desde Médicos Sin Fronteras, Tabau ha asegurado que se trata de un "demoledor balance", las más de 90 estructuras médicas que han sido bombardeadas en Siria y Yemen. Ha apostillado que se traducen en un "indicador del cada vez mayor desdén por las vidas civiles", ya que, estos ataques, han sido "perpetrados" por "miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de forma directa o indirecta".

En el documento, hacen hincapié en que el "actual modelo" de acción humanitaria "está en crisis" y advierten a la sociedad y las autoridades españolas del "enorme coste social y humano" que se está produciendo sobre las poblaciones vulnerables de "muchos lugares del planeta".

Denuncian que las ayudas humanitarias desde España "siguen reduciéndose" ya que la acción humanitaria es la política pública "más recortada durante la crisis"; al pasar de 465 millones de euros en el año 2009 a 46,5 en el 2015, según los datos de las organizaciones.