Publicado: 21.07.2015 12:33 |Actualizado: 21.07.2015 12:33

Denuncian al joven que mató a una cría de gato de una patada

El menor de edad pateó al animal mientras otros dos menores lo grababan en vídeo para difundirlo posteriormente en redes sociales. Se les acusa de un delito de maltrato animal, penado con hasta un año de cárcel.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

CUENCA.- El Partido Animalista – PACMA ha presentado esta mañana una denuncia en la Fiscalía de Menores contra el joven que propinó una mortal patada a una cría de gato de tres meses, junto con otros dos jóvenes que lo grabaron en la localidad de Fuentes, Cuenca.

El vídeo difundido por ellos mismos en las redes sociales, muestra cómo uno de los chicos arroja al suelo al animal, toma impulso y le propina una patada que lanza al gato a la altura de un segundo piso, tras lo cual impacta fuertemente contra el suelo y fallece entre convulsiones, mientras sus compañeros ríen y graban el suceso.

En colaboración con el SEPRONA, el PACMA ha identificado y denunciado a los menores por la presunta comisión de un delito de maltrato animal, tipificado en el artículo 337 del Código Penal: “El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”.​



Está por confirmar la edad de los presuntos autores, pero se estima que tienen unos 15 años. En caso de que efectivamente sean mayores de 14 años, la ley les considera plenamente responsables por la comisión de hechos tipificados como delitos o faltas en el Código Penal.

El Partido Animalista espera que los hechos sean investigados y que se aplique la pena máxima posible a estos menores. PACMA considera imprescindible una educación en valores, desde las escuelas, el entorno familiar y los medios de comunicación, en la que se transmita la necesidad de respetar a todos los animales. Niños que actúan como los denunciados suponen un grave peligro social, que debe ser atendido y evitado con urgencia.