Público
Público

Pacto de Estado La oposición exige al Gobierno una batería de medidas urgentes para acabar con la violencia machista

La inacción del ejecutivo a casi dos meses de haberse aprobado en el Congreso el documento para un pacto de Estado contra la violencia de género, impulsa las críticas y las propuestas de los grupos de la oposición.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

EFE

Desde que hace ya casi dos meses se aprobara en el Congreso de los Diputados el documento para un pacto de Estado contra la violencia machista, siete mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, según fuentes oficiales. Otras fuentes especializadas como Feminicidio.net elevan esta cifra a once. Sin embargo nada parece haberse movido desde el Gobierno para comenzar a aplicar el pacto. No hay una hoja de ruta oficial para la aplicación de las 212 medidas contenidas en el documento; no se han conocido planes para la modificación de algunas de las leyes clave que permitirán poner en marcha el plan y, sobre todo, no hay presupuestos. Nada.

Ante este inmovilismo del Gobierno, distintos partidos de la oposición han comenzado a mover fichas y a exigir medidas urgentes para atajar esta sangría de asesinatos y las causas que los generan. 

El pasado martes, Unidos Podemos presentó en el Congreso una proposición de ley para modificar la Ley reguladora de las Bases del Régimen Local. Una medida contenida en el pacto de Estado y que supone devolver a Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y entes locales las competencias en materia de violencia de género que les arrebató el ejecutivo del PP en 2013. Según lo acordado por los distintos partidos políticos en el documento, será sobre las  administraciones locales donde recaiga gran parte del trabajo de prevención y atención a las víctimas. Sin embargo el Gobierno no ha anunciado los planes para acometer estar reformas legislativas.

"Tenemos claro que todas las medidas tienen que ejecutarse, pero en estos dos meses desde la aprobación del Pacto, el Gobierno no ha hecho nada", ha denunciado la secretaria de la formación de Feminismos Interseccional y LGTBi, Sofía Castañón". Castañón lamentó que el pacto de Estado sea "meramente declarativo" y que no tenga "efectos vinculantes" ante la falta de "voluntad política del Gobierno para acometer las reformas".

El partido Socialista también ha comenzado a mover fichas y a exigir medidas de aplicación inmediata. Este martes presentó en el Congreso una proposición no de ley para exigir al Gobierno que apruebe un crédito extraordinario de 200 millones de euros para poder financiar las medidas contra la violencia machista en el próximo año. El pacto de Estado contempla una inversión de 1.000 millones de euros adicionales a lo largo de cinco años para aplicar las medidas acordadas. El retraso del Gobierno en presentar los presupuestos para el año que viene, hace temer una prórroga de los presupuestos de 2017, con lo cual no se habilitarían nuevas partidas. A pesar de algunas criticas a las formas, todos los grupos parlamentarios aprobaron la medida, que exige al ejecutivo habilitar esta partida de 200 millones por decreto.

Pero aquí no acaban las exigencias. Este miércoles, durante una sesión de control al Gobierno dominada en su mayoría por el debate sobre la violencia machista en vísperas de la celebración del Día Internacional contra la Violencia de Género, la portavoz socialista de Infancia, Sonia Ferrer, preguntó a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, “qué está haciendo el Gobierno ante la dramática situación de la violencia contra los menores” y reclamó la creación de una ley integral contra la violencia en la infancia. Ferrer recordó en el hemiciclo que ya son 23 las niñas y niños asesinados por violencia de género, ocho de ellos este año, la cifra más alta de la historia.

Por su parte la portavoz adjunta del Grupo Socialista, Adriana Lastra, le ha recordado al ministro de Justicia que las víctimas de agresiones sexuales “necesitan de todos los apoyos, especialmente de los poderes públicos” y ha subrayado que “estamos hartos de que, cada vez que hay una agresión sexual contra una mujer, el primer juicio sea sobre la víctima”, en clara referencia al caso de la joven violada durante los Sanfermines de 2016. También le he echado en cara que a estas alturas del año aún no se hayan transferido a las Comunidades Autónomas los fondos destinados a la lucha contra las agresiones sexuales, por lo que es muy difícil que puedan llegar a ejecutarse.

Mejor educación y una televisión pública no sexista

En una pregunta dirigida a la ministra Montserrat, la diputada socialista Lidia Guinart ha denunciado que “la violencia de género no sólo es una lacra en la sociedad actual, sino que seguirá siéndolo en el futuro si no educamos y concienciamos a nuestra juventud”. En este punto, ha recordado que uno de cada tres jóvenes la ve como algo normal. 

Guinart ha destacado la importancia de los medios de comunicación, por lo que ha afirmado que pueden continuar existiendo “programas machistas en la televisión pública”. La diputada ha recriminado a la ministra que se programen en la televisión pública programas como el ya suspendido ¿Cómo lo ves?, que invita a personajes machistas como Salvador Sostres a opinar sobre el acoso sexual, o como Hora Punta, en que se cosifica a las mujeres y se exhiben como reclamo a chicas en bodi cual Mama Chichos”. “Destierren estos programas", reclamó.