Público
Público

Un padre mata a sus dos hijos menores en Getafe y luego se arroja a las vías del tren

El asesino dejó una nota en el que reconocía la autoría del crimen. "No quiero que sufran", dejó escrito. La madre de los menores, que estaba en trámites de separación del padre, sufrió una fuerte crisis de ansiedad y fue trasladada al hospital.

Publicidad
Media: 3
Votos: 6

La ambulancia del SUMMA 112 en el lugar donde han sido asesinados dos menores en Getafe.

Un padre mató el martes por la noche en Getafe (Madrid) a sus dos hijos menores de edad, una niña de ocho y un niño de 13 años, éste afectado de parálisis cerebral. Los dos pequeños han fallecido después de que su progenitor incendiara su vivienda. Poco después, se encontró al padre muerto tras arrojarse a las vías del tren en una estación de cercanías de la misma localidad madrileña..

Los servicios de Emergencia encontraron los cuerpos de los dos niños calcinados en el interior de la vivienda familiar. En el momento del suicidio, el padre llevaba encima una nota en la que reconocí que él había asesinado a sus dos hijos. "No quiero que sufran", escribió.

Esta nota confirma la hipótesis con la que trabajaba desde un principio la Policía Nacional: el padre provocó el fuego que causó la muerte a sus hijos y que después se suicidó. Las circunstancias del posible crimen, si el presunto autor mató a los menores antes de desencadenarse el incendio o fallecieron a causa del humo y las llamas, se continúan investigando.

El incendio ocurrió en una vivienda situada en pleno centro de Getafe, junto a la catedral, donde alrededor de las 20.15 horas los vecinos alertaron del fuego a los servicios de Emergencia.

Cinco minutos después, hacia las 20,20, Emergencias de la Comunidad de Madrid recibió un aviso en el que se comunicaba que un hombre, que después se descubrió ser el padre de los niños, se había arrojado a las vías del tren en la estación de Cercanías de Getafe Industrial, situada a dos kilómetros de la vivienda. El hombre falleció arrollado por un tren. Según el testimonio del maquinista, el hombre se colocó en mitad de la vía a la espera de la llegada del convoy, que no pudo frenar a tiempo. Los agentes comprobaron que el hombre tenía encima la documentación en la que aparecía su domicilio, por lo que al personarse en la zona comprobaron que había un incendio en la vivienda.

Fuentes de la investigación han explicado que el padre se llama A.G.L, de 46 años, español y sin antecedentes policiales, quien durante la tarde había permanecido junto a sus hijos en la vivienda, donde, al parecer, estaba domiciliado junto a la madre de los niños con la que se encontraba en proceso de separación, aunque no existían denuncias por malos tratos ni orden de alejamiento en la pareja.

Según fuentes policiales, la madre se hallaba fuera del domicilio en el momento de desencadenarse el fuego y fue ella quien, al parecer, cuando se enteró de lo sucedido, facilitó el acceso a los Bomberos y a la Policía a la vivienda cuando ya se disponían a tirar la puerta abajo. Una vez sofocado el incendio, que sólo afectaba a una parte de la vivienda, los bomberos encontraron los cuerpos de los dos menores calcinados y tendidos encima de la cama de matrimonio, sin que por el momento se haya podido determinar si fallecieron antes de desencadenarse el incendio o a causa del abundante humo y las llamas.

La madre de los niños, que es profesora en un colegio de Getafe y expresidenta de la Asociación Dedines de defensa al niño discapacitado, fue atendida por el Summa 112 de una crisis de ansiedad y posteriormente fue trasladada al hospital. Aún no se la ha podido tomar declaración debido al fuerte shock que padece. Según fuentes de la investigación, los padres de los niños se encontraban en proceso de separación.

Un dispositivo de seguridad y de los servicios de emergencia acordonaron los alrededores de la vivienda incendiada hasta que a última hora de la noche los cuerpos de los menores sin vida fueron trasladados, una vez que el juez ordenó el levantamiento.

El Ayuntamiento de Getafe ha decretado tres días de luto oficial por la muerte de los niños, ha suspendido todos los actos oficiales programados para este miércoles y ha convocado a las 12.00 horas una concentración en las puertas del Consistorio, mientras la Policía investiga lo ocurrido.