Publicado: 19.10.2015 10:15 |Actualizado: 19.10.2015 10:15

Los padres plantan al ministro de Educación 

La Ceapa, la mayor confederación de asociaciones de padres de alumnos, no acudirá a la reunión con Méndez de Vigo por considerarla sólo "una foto para la precampaña"

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, en una foto de archvo. EFE

El ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, en una foto de archvo. EFE

MADRID. -Ningún representante de la Ceapa va a acudir hoy a la reunión convocada por el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con las principales asociaciones de padres de alumnos al considerar que solo pretende hacerse una "foto de precampaña" y al discrepar con el formato de la convocatoria.

Fuentes de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) han explicado que Educación solo permite que vaya una persona por cada entidad y que ellos deseaban, como suelen hacer siempre, que al menos acudiera una madre y un padre.

Ceapa integra a 12.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de la enseñanza no universitaria y es la mayoritaria en la enseñanza pública. La confederación ha criticado también que la convocatoria no incluya un listado previo de los asuntos que se van a tratar.

Las mismas fuentes han añadido que esta reunión en la sede de Educación sirve solo para que el ministro "se haga la foto" preelectoral con los representantes de las familias.

Méndez de Vigo se reúne hoy a partir de las 10:00 horas, por primera vez, con los padres de los alumnos desde que el pasado junio tomara posesión de su cargo en sustitución de José Ignacio Wert.



No habrá rueda de prensa

Se da la circunstancia de que al igual que pasó cuando Méndez de Vigo recibió a los docentes, Educación "por motivos de agenda del ministro" ha desconvocado la rueda de prensa que iba a mantener tras reunirse con los padres.

Ya el pasado mes recibió a los sindicatos de docentes, que le pidieron un plan de recuperación de los empleos del sector perdidos durante los años de crisis, entre 30.000 y 50.000, según sostienen los profesores que, en general, se mostraron satisfechos por el talante y "buenas intenciones" del ministro.